viernes, 11 de diciembre de 2015

Vuelve a ser diciembre y agoniza un año más.
Me dijiste un día:
"Te tuve el diciembre pasado y te quiero conmigo este diciembre también..."

Y hoy apareces haciendo tanto ruido que despiertas mi memoria
y con tal alevosía junto con mi memoria te adueñas de mi melancolía…

Y aunque no se note me dueles.

Me dueles porque un día reímos juntos, soñamos juntos,
y como le dije alguien, llega un momento de ausencia donde los recuerdos bonitos duelen.
Porque te fuiste y sin mirar atrás emprendiste un viaje donde no te detuviste a pensar que quizá todo era verdadero.
Sin embargo ¿quien era yo para detenerte?.

Nunca me han gustado las despedidas,
pero menos la nuestra porque no hubo un hasta siempre,
porque no hubo un abrazo que me dejara un poquito de ti,
te alejaste y yo solo me quedé detrás de la cortina, (donde siempre estuve)
viéndote partir.
Me dueles porque no pude decirte lo que sentía y eso me dejó vacía.
Me dueles porque eres de esos instantes que nunca se van
que se repiten en mi mente una y otra vez, y aquí todo huele a ti,
todo me habla de ti, todos aún me preguntan por ti.

Hoy estamos separados y me dueles, porque no nos separa un mar,
nunca nos separó una frontera,
pero hoy me separan de ti kilómetros de palabras sin decir…

Aquí era el lugar más bonito del mundo, recuerdas?
porque era el único lugar donde eramos tú y yo,
aquí eramos“Chise y Shuji"
y no necesitábamos nada más porque nos teníamos el uno al otro...

Verte volar fue el espectáculo más bonito que me regaló la vida, porque era tu sueño,
porque lo luchaste y lo ganaste y me sentí por ti la más orgullosa de las mujeres
porque triunfabas.
Sin embargo la ironía se reía de mí, (como siempre lo había hecho)
porque me sentía feliz que volaras hacia tu meta, allá,donde estaría tu vida,
donde también se encontraba lo que conociste un día como “amor”...

Por algo dicen que amar también es dejar ir…

Y entonces empecé a coser todas las heridas
que con cada “te quiero” me hiciste en el momento que partiste
y uno por uno fui tomando todo aquello que en mi tesoro se encontraba
y que un día puse frente a ti, y lo guardé bajo llave y mil “nunca más”.

Hoy le dije alguien, todos deberían de tener un tesoro como tú,
de los que recuerdas y sientes un vacío en el estómago,
te sudan las manos y la sangre se acelera recordando todas la veces que estuve frente a ti,
con la timidez de una niña de 5 años
y la emoción de una mujer que ama por primera vez.

Y nadie se imagina todo lo que vivimos tú y yo,
éramos gigantes,
éramos un par de niños cantando hasta la madrugada,
explorando el mundo en las miradas de los demás,
nos reíamos de los rumores que muchos hacían de nosotros,
pero solo tú y yo sabíamos todo lo significaba la palabra “nosotros”.

Hoy me dueles porque no recordaba tu mirada,
porque no recordaba tu risa,
porque no recordaba que fui tu princesa,
me dueles porque no recordaba lo que fuiste para mí…

Pero olvidar no significa dejar de querer sabes?
para mí olvidar solo es silenciar a la memoria de todo aquello
que el tiempo no tiene la intención de curar.

(Diarios)
©Hazel Castillo.´