miércoles, 23 de diciembre de 2015

Recordemos y vivamos la verdadera Navidad
No perdamos el verdadero significado de lo que es la navidad,
recordemos siempre ese día que cambio el rumbo de nuestras vidas.
Ese día cuando nació Jesús, el Hijo de Dios,
nacido en un humilde lugar, 
hijo de un carpintero y una joven virgen. 
Ese día, que con El traería esperanza al mundo, 
no olvidemos que su mensaje de amor y generosidad, 
no es solamente en esta fecha sino todos los días.
No olvidemos que El vino a salvarnos y dar su vida por nosotros.

Y este acto de amor es lo que realmente tenemos que celebrar.

Que Dios les Bendiga esta Navidad, disfruten momentos especiales
junto a su familia, sonrían, abrácense.
 Pero no olvidemos celebrar el amor 
y la bondad que un día El tuvo con nosotros, no por un día
Sino por todos los días hasta la eternidad.

©Hazel Castillo.


viernes, 11 de diciembre de 2015

Vuelve a ser diciembre y agoniza un año más.
Me dijiste un día:
"Te tuve el diciembre pasado y te quiero conmigo este diciembre también..."

Y hoy apareces haciendo tanto ruido que despiertas mi memoria
y con tal alevosía junto con mi memoria te adueñas de mi melancolía…

Y aunque no se note me dueles.

Me dueles porque un día reímos juntos, soñamos juntos,
y como le dije alguien, llega un momento de ausencia donde los recuerdos bonitos duelen.
Porque te fuiste y sin mirar atrás emprendiste un viaje donde no te detuviste a pensar que quizá todo era verdadero.
Sin embargo ¿quien era yo para detenerte?.

Nunca me han gustado las despedidas,
pero menos la nuestra porque no hubo un hasta siempre,
porque no hubo un abrazo que me dejara un poquito de ti,
te alejaste y yo solo me quedé detrás de la cortina, (donde siempre estuve)
viéndote partir.
Me dueles porque no pude decirte lo que sentía y eso me dejó vacía.
Me dueles porque eres de esos instantes que nunca se van
que se repiten en mi mente una y otra vez, y aquí todo huele a ti,
todo me habla de ti, todos aún me preguntan por ti.

Hoy estamos separados y me dueles, porque no nos separa un mar,
nunca nos separó una frontera,
pero hoy me separan de ti kilómetros de palabras sin decir…

Aquí era el lugar más bonito del mundo, recuerdas?
porque era el único lugar donde eramos tú y yo,
aquí eramos“Chise y Shuji"
y no necesitábamos nada más porque nos teníamos el uno al otro...

Verte volar fue el espectáculo más bonito que me regaló la vida, porque era tu sueño,
porque lo luchaste y lo ganaste y me sentí por ti la más orgullosa de las mujeres
porque triunfabas.
Sin embargo la ironía se reía de mí, (como siempre lo había hecho)
porque me sentía feliz que volaras hacia tu meta, allá,donde estaría tu vida,
donde también se encontraba lo que conociste un día como “amor”...

Por algo dicen que amar también es dejar ir…

Y entonces empecé a coser todas las heridas
que con cada “te quiero” me hiciste en el momento que partiste
y uno por uno fui tomando todo aquello que en mi tesoro se encontraba
y que un día puse frente a ti, y lo guardé bajo llave y mil “nunca más”.

Hoy le dije alguien, todos deberían de tener un tesoro como tú,
de los que recuerdas y sientes un vacío en el estómago,
te sudan las manos y la sangre se acelera recordando todas la veces que estuve frente a ti,
con la timidez de una niña de 5 años
y la emoción de una mujer que ama por primera vez.

Y nadie se imagina todo lo que vivimos tú y yo,
éramos gigantes,
éramos un par de niños cantando hasta la madrugada,
explorando el mundo en las miradas de los demás,
nos reíamos de los rumores que muchos hacían de nosotros,
pero solo tú y yo sabíamos todo lo significaba la palabra “nosotros”.

Hoy me dueles porque no recordaba tu mirada,
porque no recordaba tu risa,
porque no recordaba que fui tu princesa,
me dueles porque no recordaba lo que fuiste para mí…

Pero olvidar no significa dejar de querer sabes?
para mí olvidar solo es silenciar a la memoria de todo aquello
que el tiempo no tiene la intención de curar.

(Diarios)
©Hazel Castillo.´



martes, 8 de diciembre de 2015

¿La navidad es para pedir deseos y que se hagan realidad?

Yo quisiera una navidad para aquellos que les han arrebatado sus derechos.
Para los que injustamente se secan en el frío de un encierro y lloran en soledad.
Una navidad para los que un día dejaron de ser piel y sentimientos
y se convirtieron en fierro y sal.

Yo quiero una navidad para aquellos con el corazón mancillado,
para tantos jóvenes con sus sueños amurallados.
Quisiera una navidad para los que alguien llamó “Los Nadies”,
los que caminan en medio de las guerras añorando un poco de paz para sus vidas.
Para aquel que clama por su tierra,
para los que hoy quieren gritar y ser escuchados.

¿Para ellos habrá navidad?

Para los que van a misa y buscan un dios para sus sueños rotos,
un ángel que quite sus frustraciones,
para tantos que esperan una mano que los guíe
y solo encuentran alguien lleno de ironías.

Quiero una navidad para ellos,
los miles de indocumentados
que también son seres humanos,
que optaron por dejar su tierra,
que solo piden alcanzar la libertad,
que ruegan por tener mejores condiciones de vida
o mínimo esperan por tener una vida...

Para esos que añoran su tierra!.

Una navidad para tantos que solo esperan resistir
un día más.

Quisiera una navidad para esas familias completas
que remontaron vuelo sin saber volar.
Para los que tejen sus sueños en la telaraña de la zozobra.

Me pregunto...
¿Se acordará alguien en esta navidad de los que mueren caminando?,
¿de los enterrados sin cruz en medio del camino?.
¿Se acordarán de los que nadie ha de extrañar?,
¿de los que salieron de su patria y de su hogar
y nunca volverán?.

Yo quisiera una navidad para los que deambulan en medio de nosotros
siendo invisibles, sin voz, sin nombre, sin edad.

Quiero una Navidad para los de manos arrugadas
que un día nos dieron todo
y hoy no tienen nada,
no tienen memoria.
Para ellos que viven su presente en el pasado
para los que caminan lento,
viviendo de fotografías viejas su felicidad.

Yo quiero una navidad para los que tienen hambre
para los que tienen sed,
para los que se desangran en este momento.
Para los que ansían llegar...

Un navidad para aquellos que consiguieron  su “gran sueño”...
y no hablan ingles ...
Para esos que valen mierda para otros,
para los viven de el “si señor” y “si señora”
que no saben de horarios
y trabajan a marchas forzadas.

Para los que no pueden olvidar,
para los que desean no recordar.
Para ellos que ni se enteran que están vivos.

Quiero una navidad para los que tienen pesadillas,
para las maltratadas,
para las violadas,
para los que sobran,
para los huérfanos.
Una navidad para los que no tienen hogar
para los que no tienen donde recostar su cabeza
y un cartón es lo que les calienta el frió.

Para los que hoy son poesía...

Y es que si navidad es Paz,
si navidad es dar,
si navidad es abrazarse,
si navidad es estar en familia,
si navidad es darse a uno mismo y pensar en el prójimo…

Entonces porque carajos navidad no es todos los días!

(Con tonos grises)
©Hazel Castillo.


viernes, 4 de diciembre de 2015

A mí me cura las penas tu sonrisa, tu mirada,
me curan tus palabras cuando me dices lo terca que soy. jajajaja!
A mí me rescata del vacío la vida que tienen tus letras,
me rescata tu voz cuando me susurras al oído que me “amas siempre”,
cuando tiernamente te acercas a mí y consigues que baje la guardia 
y me abrazas en silencio y solo se escucha el latir de nuestros corazones haciendo eco 
en la vida de los que nos rodean, dejando en evidencia la idea que somos 
y el propósito que tenemos.
A mí me salva el estar frente a ti y que me mires …y sentirme hermosa 
porque eso es lo que me dice tu mirada.
Me libera el reírnos por cualquier cosa porque seguimos siendo niños, 
porque eres capaz de ver siempre lo bueno en todo mi caos.

Me liberas del mundo y su hipocresía cuando doblas tus rodillas junto a mí
y juntos rogamos a nuestro Dios que se haga su voluntad.

Y cada día me empujas al "Yo puedo" con tu sonrisa,
porque con ella te adueñas de lo hermoso de lo dulce 
y entonces soy capaz de tragarme el mundo 
y como siempre te digo de poner pecho a las balas 
y si caigo mil veces, mil veces me levanto... 
y todo por la bendición de caminar a tu lado cada día.

Hoy veo atrás y me doy cuenta del valor de este día, de este momento,
del acierto que fue cerrar los ojos al pasado y tomar la fuerza y la valentía de seguir adelante,
de lo difícil que fue mostrarte las cicatrices de mí corazón y aprender a caminar tomada de tu mano.
Tú me sacaste de mi asfixiante letargo, porque llegaste en el momento justo a devolverme el entusiasmo que había perdido viviendo una vida donde moría todos los días tras una puerta.

Junto a ti aprendí que todo pasa por algo, que nada es casualidad y que la vida es todos los días.

A mí me salvas tú.
Me salvas con el talento que tienes para ser simplemente tú.
Esa magia tan tuya para construir emociones,
tu empatia para llegar a otros sin necesidad de venderte ni aparentar ser quien no eres.

A mí me cura el alma esa vocecita que vive en mí corazón
y que con una sonrisa grande tomado de tu mano me dice "estamos contigo ".
Me salvan esos saltos de aquí para allá, porque me recuerdan que la osadía es necesaria,
que existen los súper héroes y que los villanos no siempre fueron villanos,
solo eran héroes que nunca fueron capaces de esforzarse por rescatarse a si mismos.
Por eso tú eres mi héroe

A mí me calma la ira, el dolor y el llanto, tú voz, 
cuando bajito me recuerdas que ya soy libre, 
que las cadenas que un día me ataron ya se rompieron 
y que detrás de esa puerta…siempre estarás tú, esperando por mí.

Y es que a mí me salva tu sonrisa y el esfuerzo que aveces haces por mantenerla, 
aún teniendo mil motivos para llorar, 
tomas mi mano, me abrazas y me dices “Vamos que se Puede”
Yo sé que no ha sido fácil!

Por eso a mí me salva tu amor,
por que lo vivo libre sin atadura, porque no tengo que descuidar mi amor propio para amarte a ti, porque nunca regatee tu cariño ni tu atención.
Me salvan nuestros sueños y me sujetan a la vida, 
y me salva la vida que me ata a nuestras metas que vienen como promesas de lo alto

Porque contigo puedo resistir. 
Porque estoy en paz conmigo misma y todos los días tenemos un motivo para seguir adelante, incluso...incluso cuando el cuerpo ya no puede más.

Porque la lluvia hoy cae con fuerza 
y me recuerda que todo cambia, que todo pasa, 
que contigo vino un viento nuevo que apaciguo todo pensamiento triste 
y me ayudaste a creer de nuevo que nací con un propósito 
que es nuestro propósito, el caminar juntos todos los días.

(Tan Infinito como los Instantes de mi Alma.)
©Hazel Castillo.