domingo, 11 de octubre de 2015

“Día Internacional de la Niña”… ¡otro absurdo para mí!

¿Cuántas niñas son obligadas a ser casadas?

En el 2012 una niña en Pakistan llamada Nazia, tenía solo 5 años cuando su padre la casó con un hombre mucho mayor, un extraño, a modo de retribución por el asesinato que un tío suyo había cometido.

Ella hoy cuenta; “Una noche llegó un hombre y me tomó de la mano, me resistí, grité y traté de aferrarme al marco de la puerta”


Pequeñas como ella, son dadas para resolver problemas tribales, a esto se le llama “swara”.

El matrimonio bajo esas condiciones es considerado como una forma de venganza.

Son odiadas en su “nueva vida” muchas veces son mordidas, torturadas, violadas por otros hombres de la familia.

Se les hace pagar por un delito de la cual ellas no tienen culpa, ni menos entienden lo que está pasando. Bangladesh es el país que lidera el índice de matrimonio infantil de menores de 15 años en todo el mundo.

Este país tiene el vergonzoso honor de ser el primero en matrimonios infantiles con menores de 15 años en todo el mundo y es el cuarto en menores de 18, superado por Niger, República Centroafricana y Chad.

Según Unicef, un 74% de las menores bangladesíes se ha casado, generalmente con hombres adultos que superan notablemente la edad de la niña, y el 2% de las niñas se casa antes de cumplir los 11 años.

Son las peores cifras del sur de Asia, donde casi la mitad de las niñas (46%) se casa en la adolescencia, de acuerdo a Naciones Unidas.

¿Cuántas niñas en este momento están siendo víctimas de tráfico sexual infantil, de prostitución? ¿Cuántas víctimas en manos de pedófilos y otro tipo de predadores? ¿Cuántas niñas secuestradas para tráfico de órganos? ¿Cuántas niñas inmigrantes, "desaparecidas” en su intento de cruzar una frontera?

Les comparto cifras (desgraciadamente) no exactas:

En Asia, más de un millón de niñas son explotadas sexualmente.

India es el país asiático más afectado, con al menos 400.000 niñas como blanco de tal explotación.

En Estados Unidos, más de 300.000 niñas se ven afectados por algún trato sexual y abusivo.

En Sudáfrica, cerca de 30.000 niñas se involucran en la prostitución.

Niñas víctimas de “la ablación femenina”. Recuerdo la noticia en el 2011, una niña de 7 años en Nigeria que le practicaron tal mutilación, que consiste en eliminar su clítoris, los labios menores y parte de los mayores y su posterior cosido con alambre, con hilo de pescar o con una pasta casera que actúa como pegamento. El resultado final es un pequeño orificio para que la víctima pueda menstruar.

Esto actualmente se practica en África y el Yemen, además, las cifras están aumentando en Europa, Australia, Canadá y los Estados Unidos, principalmente entre los inmigrantes procedentes de África y Asia sudoccidental.

¿Cuántas niñas refugiadas en este momento? desarraigadas de sus familias, sin la protección de sus hogares.

Como las niñas en Dafur que se enfrentan a riesgos de violación y otros modos de violencia.

Ellas salen con sus madres en búsqueda de leña para cocinar, buscan paja para los burros, alimentos para las cabras etc, tienen que alejarse a más de 10 kilómetros de sus campamentos.

“Una joven llamada Aisha caminaba de regreso al campamento de refugiados de Bredjing cuando fue atacada por dos hombres. Uno de ellos  la amenazó y golpeó dos veces con su arma. La obligaron a tirarse al suelo. Aisha cogió una piedra y golpeó a uno de los hombres en la frente y echó a correr. El hombre la alcanzó y la golpeó con una piedra en la cabeza. Aisha comenzó a sangrar. El hombre la violó y la abandonó allí.”

Niñas víctimas del bullying, que llevan la carga del dolor de su silencio, niñas víctimas de maltrato verbal, psicológico, físico.

Niñas en riesgo social a manos de gobiernos machistas en pleno siglo XXI

...Y esto por mencionar, solo algo de todo lo que está pasando….

Me pregunto, si al decir a estas niñas “Feliz día de la niña” ¡¿que nos dirían?!

Día internacional de la niña, ¿dónde? ¿Cuando? ¿Hoy?, ¡no creo!

No sé, inventen el “Día Internacional del Cambio”, y despertemos, dejémonos de festejos placebos donde nadie hace nada, por curar definitivamente el  cáncer que está matando nuestra sociedad.

(Con tonos grises)
©Hazel Castillo.