sábado, 26 de septiembre de 2015

Escuchaba la participación de Gael García Bernal junto con los Vega en la gala de los premios Fenix 2014, interpretando "El partisano". La canción en lo personal me encantó, pero se me erizó la piel completa y se me hizo un nudo en la garganta al escuchar como en el coro gritaban ¡Ayotzinapa, Ayotzinapa, Ayotzinapa!. 

Desgraciadamente México es un ejemplo latinoamericano que, al igual que otros países, se ha convertido en presa de un despojo humano por culpa de las oligarquías vendidas y hoy a raíz de eso tiene sus calles ensangrentadas, cuerpos en fosas,en ríos, tirados en cualquier parte como si fueran desechos.
Y para nadie es un secreto que la matanza del gobierno contra su pueblo alertó la mirada mundial del amarillismo y quizá del oportunismo de muchos, pero no fue ni es suficiente para la corte de los derechos humanos y menos para la justicia.

Hoy México me duele, no solo es su México , también es mi México, y esos 43 estudiantes “desaparecidos” son mis amigos, son mis hermanos, son mis compañeros, es nuestra mocedad silenciada.
Como también lo son las miles de niñas y  mujeres violadas, asesinadas en brutales femicidios, lo son esas desapariciones “forzadas” a manos del gobierno, como también lo son tantos campesinos esclavizados.

No puedo quedarme callada, y solo pensar que eso “pasa allá” y hacerme la de mirada indiferente porque hoy y ante tanta injusticia México somos todos...
(..Y me salta la pregunta: oiga usted, señor Enrique Peña Nieto ¿aparte de ser un ”galancete” de la pantalla que hace para dar solución al dolor de la patria?)

Hace un año ya que Ayotzinapa, se cubre de lágrimas de dolor, de rabia y de preguntas sin respuesta.
Hasta cuándo México? hasta cuando te limpiarás de la oscuridad que te cubre?, cuando sacarás de tus entrañas el cáncer que te invade de asesinos inescrupulosos, de sicarios y de esa basura que camina por los pasillos del gobierno?.

Esos 43 estudiantes desaparecidos muestran el vahído de un sistema corrupto, manoseado e indigno en manos de una oligarquía depredadora  e hipócrita, muestra la soledad de un pueblo que se levanta a luchar en medio del abandono de tantos medios de comunicación comprados y bien pagados por su silencio.
Muy pocos son los honestos que se muestran hermanos y dan la mano, que dan voz a la denuncia de un México que por más que arda en manos de tanta tiranía, jamás podrán callar, porque el tesón inquebrantable es su herencia como la de cualquier pueblo que lucha contra los golpes de fascistas roñosos.

México te hablo a ti..
Tienes la capacidad de levantarte, de alzar tu voz, reconstruye esa piel social que te arrancaron, levántate México y lleva ante la justicia a aquellos que te faltan el respeto como Patria y escupen la cara de tu pueblo.

Que esperas México? no mañana, no más tarde, es ya, es hoy.
No esperes más que tu juventud siga desapareciendo.
No esperes México que mancillen más tu memoria histórica, no permitas más esclavos campesinos, no más niñas y más mujeres violadas.
México tu pueblo puede arrancar del poder a esos delincuentes del gobierno, tu historia así lo cuenta, pon a prueba ese orgullo del que tanto haces alarde, hazlo por consecuencia y hermandad, no te hablo de tequilas y mariachis, te hablo de las Adelitas, de Zapata y de Pancho Villa.

En tu regazo México, tienes a profesionales bien preparados, a tus campesinos, a obreros, a tu lado tienes a esos millones de proletarios, levántate sobre el maldito clasismo de algunos, rechaza el perverso racismo de otros, derriba los estúpidos prejuicios de quienes te gobiernan, y despierta de una vez, seamos hermanos, porque ganas tenemos, lo que te falta México es decisión, y levantarte para un cambio real.

No permitas que Tlatelolco se viva de nuevo en Ayotzinapa, no más Juárez por favor.
No permitas que callen a esas voces que con ímpetu defienden la Patria.
Date el valor de gritar tu independencia con libertad un 16 de septiembre, pero primero empieza por liberar tu mente, deja que la bravura que te caracteriza hable por ti, por tu dignidad, por tu identidad.

Alza tu voz México y grita con la mano en tu corazón ¡Ayotzinapa, Ayotzinapa, Ayotzinapa!
antes de gritar ¡viva México!

Te hablo a ti México:
No olvides a tus mártires, no olvides que su sangre riega tus calles y tu historia.
Hazlo México por lo que no están, por el futuro de los que están y por lo que vienen.



26 de septiembre 2014, 43 jóvenes estudiantes desaparecidos, las noticias dicen muchas cosas…
Tanta brutalidad, para borrar la huella de los altos jerarcas y sus secuaces con total premeditación y alevosía…
Gobierno Mexicano me dirijo a ti, estás bajo la mirada de un pueblo
que planea, y exige respuestas y justicia. porque….

¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!


(Con tonos grises)
©Hazel Castillo.