sábado, 25 de julio de 2015

Ojalá que NO lo leas.

Este es un atentado contra tu conciencia, bomba que estalla en tus ojos mientras eludes la realidad, para ti que eres un refugiado escondido en la comodidad ¿de qué enemigo fantasma huyes tú? Si cada noche te duermes en tu cama soñando futuros, mientras otros despiertan cada mañana en un lugar diferente, donde el silbido de una bala que pasa rozando es su despertador y donde el mañana es perpetuar el mismo miedo que viven hoy.

Esta es la granada que viene a cercenar el bienestar en el que te regocijas, es el misil que viene a remover tu egoísmo crónico y heredado, es el grito agónico que rompe tu tan apreciada calma, la onda expansiva quemándole la piel a tu complacencia, la hambruna sigilosa que viene a comerse tu “buen corazón”, son las esquirlas de cada lágrima infante que revienta en el suelo impactando en tu retina, esos que sin saber leer ni escribir lo primero que aprenden es a gritar auxilio y piedad. Esto no es más que el explosivo puesto en el centro de tu hogar, amputándote la paz. Estos son todos y cada uno de los nombres que en el anonimato quedaron puestos en una fosa común, cargando en tu espalda.

Esto no está hecho para conmoverte, si ya nada lo hizo, solo existe para que te caiga mal, para tu desagrado, para decapitar tu apática individualidad, para que insultes a quien lo escribe y no sigas leyendo, y lances tu arsenal de excusas y argumentos, mientras se exponen las tripas de tu lastima compasiva y poca vergüenza.

Esto es para que te duela la inocencia con la que miras desde lejos, como se desangra sobre ideales ciegos, quien solo encontró paz en el vientre de la madre que lo parió, con más miedos que esperanzas, mientras rogaba. Es el cuchillo que amenaza a una niña mientras es ultrajada, puesto en lo que más quieres y resguardas, este es el mismo dedo asesino que aprieta el gatillo indicándote como cómplice, señalándote como culpable, esta es la represalia inerte pero no muda, contra el peor acto de violencia irreverente, silencioso y desquiciado, adjudicado por la fuerza terrorista más cruel que existe, con adherentes de todas partes y simpatizantes en todo el mundo y un solo ideal en común, la indiferencia.

©G.Alejandro García.


domingo, 19 de julio de 2015

A veces se me atascan en la garganta las palabras
y se me amarra con un nudo la voz.
Restos de esquirlas de un pasado que se rompió en mil pedazos
se me incrustan en la mirada
y me coso las heridas con el hilo más fuerte
y doloroso que encuentro…
En el alma siento que me falta un pedazo y
en el corazón tengo cicatrices donde nadie hubiera imaginado
que algún día pudiera sangrar

Si pudiera solo dejarme caer
como dejo caer un vaso
y sepultarme en estas letras...

A veces quisiera cambiar de nombre
y llamarme Ana por ejemplo-  
pero Ana´s hay muchas,
la chica que se para en la esquina a vender amor
la que se sube a la micro a pedir limosna
la que se pone una capucha o una mascara y va ala guerra
a pulir sus heridas, a defender su causa.
A veces quisiera esconderme en mi castillo
y desgarrarme las entrañas
hasta quedar sin ellas y así no sentir
los aullidos interiores.

Y dibujar tu mano, y cocerla a la mía
para así sentirme fuerte...

A veces quisiera patear mis errores y hacerlos a un lado
como si se fuesen una piedra y lanzarlos al río,
pero en estas letras no hay un rió, ni hay piedras
aunque errores tengo muchos.

Que fácil es hablar del dolor, cuando lo miran de lejos
cuando estás del otro lado.

Lo cierto …
es que no puedo dejarme caer y quebrarme como un vaso...
No puedo arrancarme las entrañas,
aunque... sí, me coso las heridas con tanto
dolor como cuando fueron hechas…
No puedo lanzar mis errores al rió, por eso los cargo conmigo
hago las paces y aprendo de ellos...

No me llamo Ana, pero lucho y grito.

Un día fui herida,
pero en el corazón están las cicatrices,
aquí,
donde nadie hubiera imaginado
que algún día pude sangrar.

(Diarios)
© Hazel Castillo.





viernes, 17 de julio de 2015

Porque podría hablar de todo lo que me conmueve
del amor que un día quise y me negaron...
del abrazo aquel que pensé era sincero
y hoy me doy cuenta que era un hurto a mi dignidad.
Podría hablar de todos los momentos
que he vivido de lucha y porque no,de renuncia…
de cuantas veces he caído y cuantas veces me he levantado.

Podría hablar del hambre porque la conozco
y en mi mesa se ha sentado y me a mirado
como burlándose de mi.
Podría hablar del frió ese que me quema los huesos
y me hace retorcer de dolor, porque también lo he sentido…

Podría hoy hablar de todo lo que me conmueve.

Pero más me conmueve el dolor de niños y niñas
mujeres, hombres, ancianos,
que sin entender viven escuchando estallidos de cañones
que mueren encadenados, acribillados, sin culpa de nada
que les roban sus vidas,sus sueños y su bandera.

Miro al cielo y me pregunto
que diferencia tienen ellos
de nosotros,
ellos no pidieron nacer en tierra de guerra;
niños que no pidieron venir a este mundo
a sufrir hambre y dolor
no pidieron ser amamantados con la sangre de sus hermanos muertos.
Me conmueve el grito ahogado de niñas ultrajadas, esclavizadas
vendidas como piezas baratas al mejor postor
me conmueve la mujer que llora su hijo desaparecido
ante la mirada esquiva de los que pueden dar su mano
y su abrazo.
Me conmueve la mirada perdida de niños
en manos y vista de sus depredadores
que comercian sus fotografías como pan de cada día.

ME DA ASCO!
la mirada lasciva de aquellos que sienten placer
mirando sus cuerpecitos como
satanás mirando su obra terminada.
Me conmuevo y me pregunto
porque tenían que ser victimas
porque tenían que ser tratados como ovejas llevadas al matadero.

Y aquellos que de lejos miran …
a ustedes hoy les digo que
espero todo esto sea una cuenta mas
en sus rosarios infames,
y les sea el
castigo por el doble.

Porque a mí, me conmueven tantos niños, mujeres, hombres y ancianos
que les niegan el agua a su sed de vida,
y tantos niños que con fuego les han quemado
la alegría de su infancia

Hoy yo clamo con gritos y protestas
con señales y lemas
Hoy yo grito y rompo el silencio
antes tanta injusticia a tanta inocencia
de niños violados, asesinados raptados
Grito por Gaza y maldigo el zarpaso de la siniestra muerte
sin clemencia a mis hermanos palestinos.

No solo la poesía me conmueve
no solo las ausencias y carencias me conmueven.
Si miro al cielo y escucho los estallidos de ciudades enteras
siento el aire en mi rostro y percibo desde aquí
el olor a sangre recién derramada.
No solo lo que no tuve me atormenta
habiendo tanto niño que que no entiende
lo que siente en su cuerpecito
mientras abusan de él..


Eso me conmueve!
La injusticia humana en pleno siglo XXI

© Hazel Castillo.



martes, 7 de julio de 2015

Mientras duermes, seré la luz que se cuela por cualquier lugar, cualquier rendija, cualquier grieta, cualquier pared romperé y surcaré el espacio para instalarme en cada uno de tus poros y entonces absorbas mi presencia, me acomodaré en tu piel y la recorreré tramo a tramo y soplaré tus bellos y me veras aparecer suspirándote en tus sueños.
Mientras duermes te cubro con mi amor esperanzado, te abrigo con el manto de mi ternura, te arropo con las caricias que dejo caer  sobre ti, te cobijo entre mis anhelos y sentirás que nuestras almas se funden en la simbiosis de un abrazo eterno.
Mientras duermes y te miro vigilante, como quien resguarda su tesoro más preciado, alerta como quien defiende con su propia vida a quien le da la vida, entraré por tus oídos como susurro que viaja kamikaze para estallar con un te amo en tu corazón.
Mientras duermes, margarita, seré el rocío que limpie tus mejillas cuales pétalos esperando abrirse al sonreír por verme, y seré como ese sol ansioso como niño, que espera enciendas tus ojos y seas tú quien lo ilumines todo con tu mirada.
Mientas duermes se apaga la luz pero tú sigues resplandeciendo y entonces yo te sueño tan despierto como quien tiene entre sus manos lo que tanto deseó.

G. Alejandro Garcia.