viernes, 6 de marzo de 2015

A veces puedo, 
aunque continuar se me haga imposible, 
porque existes, y aunque no estés cerca, estás.

Porque tu respirar me calma pero al mismo tiempo me inquieta.
Porque vivo con la certeza que cada paso me llevará a tu alma, 
entonces continúo y sonrió a la vida y agradezco tu existencia.
Y nunca me canso de esperar...

-Es una promesa-

A veces me levanto 
porque sé que allí te levantas tú, 
porque aunque no te vea, me alcanzas,
porque mientras me busco te encuentro. 
Porque le temo a la oscuridad de la noche y a las tardes de los domingos, 
entonces siento que vienes y me tomas 
y me sujetas fuerte contra tu pecho,
y me aferro a tu mano y el miedo se va.
Mi mundo es pequeño, 
pero tus gigantes palabras de aliento caben perfecto en el.
Porque dentro de ti está mi cielo oculto, 
porque a veces me sumerjo en mis temores 
y me pides que dé un paso al vacío, 
pero tu me sujetas con tus manos tibias, 
Y nunca te cansas de hacerme feliz.

A veces puedo, 
porque crees en mi y tu sabes que puedo, 
porque están tus manos en mi espalda
y me sostienes.
Porque acaricias mis alas e impulsas mi vuelo.
Porque a tu lado no se siente el frío 
y de tu mano el camino no es tan largo.
A veces puedo 
porque el tiempo se hace eterno cada instante que veo, 
y puedo tatuar tu sonrisa en mi pupila, 
y en mi memoria fotografiar tus miradas sinceras. 
Porque sé que dentro ti guardas tu esencia de niño 
y entre mas sonríes, mas llora el niño 
por eso sé que me necesitas 
como yo te necesito a ti.
A veces puedo 
porque la música en mi cabeza me invita a bailar aun en el silencio, 
de una habitación vacía.
Porque a pesar del muro que me rodea y que intenta encarcelarme, 
soy libre por Su Amor nos hizo libres, 
porque atada a ti soy libre, 
porque tomada de tu mano mueves el mundo 
y porque aquello que palpita en mis manos me dice que puedo,
Por eso no me canso de intentarlo.

Porque aunque mis pasos hoy son cortos y lentos 
mis ganas son enormes.
Porque si hay que continuar;continuo junto a ti, 
si es preciso detenerse y descansar; descansa en mi regazo, 
y cuando haya que retomar el camino, continuaré de tu mano. 
Porque si se presentan obstáculos miraremos hacia adelante, 
porque si hay camino caminaremos 
y si no lo hay lo inventaremos.

Porque a pesar de todo junto a ti...siempre puedo.

( Sin renuncia)

©Hazel Castillo.