martes, 31 de marzo de 2015

Y que fue de aquella mirada dulce
con la que una vez me mirabas?
qué fue de tu corazón alegre tan lleno de ilusión,
quien te lo ha robado?
que hicieron con tu inocencia?

Tu alegría, quién te quitó aquella alegría
con la que contagiabas mi espíritu ?
Por las noches al cerrar tus ojos, porque el miedo invade tu cama?
porque no sueñas ya?
porque hoy quieres dormir y nunca más despertar?
Tu ilusión de un nuevo día quien te la ha quitado?

Dímelo por favor!

Porque esas lagrimas enrojecen tus ojitos?
que es lo que tan triste te tiene hoy?

Si tu vida apenas empieza,
porque me duele tu agonía?

Porque como los otros
ya no corres queriendo atrapar el viento
y tus alas ya no extienden el vuelo.?
Sonríes ante la gente
mientras nadie se entera lo que tu corazón esconde.
Muchas manos tocan tu cuerpo...
mientras tu buscas una mano amiga
y alguna voz que te de calor.

¡Tu cuerpo es tan chiquito y tan lleno de valor;
sigue luchando sin temor,
sigue... te lo pido por favor!

Olvida las cadenas que te ataron
y que de tu cuerpo y tu inocencia
abusaron.
Esto no es digno,
si se llaman seres civilizados
y ante Dios un día, estos serán juzgados.

Tu mirada triste mueve mi alma
y tu dolor inquieta mi corazón
te leo la tristeza tanto como entiendo
tu confusión,
cuanta amargura y cuanta pena debe haber
en tu pequeñito corazón.

Malditos aquellos que tienen sed
y la sacian con tus lagrimas.

Corazón chiquito
alza tus ojos al cielo
que la Divina justicia viene a ti
ya todo pasará y sanará tu adolorido corazón.

Hoy grito al mundo tu historia
y mi grito no sera mudo
aunque es una historia vieja
una historia pasada
hoy es una historia nueva
mi voz quebrada sera escuchada
y mi ruego será extendido
por tu cuerpecito desvalido.

Despierta humanidad dormida
que este es el dolor de una infancia perdida
es el dolor de un cuerpo que no responde a voluntad
y por la saciedad de otros es forzado.
Despierta y mira la injusticia que sigue existiendo
despierta humanidad y únete a mi lucha
por estos niños que ya no tienen fuerza
Únete conmigo contra aquellos
que vilmente robaron su inocencia
llevados por su hambre mas mundana.

Toma mi mano corazón chiquito
saca tus miedos y entierra la ira y la rabia
camina conmigo pasos valientes
y extiende tus alas, que tu estas en este mundo
para ser libre y ser feliz.

Hoy tu infancia no es un sueño!

Con una oración sana tu corazón
y respira hondo que hoy tu dolor,
yo sé,
será escuchado.

(Basta YA!)

©Hazel Castillo.



lunes, 23 de marzo de 2015

Si yo fuera escritora,
escribiría por necesidad de sentir cada letra, por locura,por pasión, por justicia.
Escribiría para calmar la guerrera que habita dentro de mi,que siempre me lleva a matar los gigantes de la injusticia, del hambre y la sed de muchos.
Escribiría por darle voz a esos mudos, amordazados por la desigualdad de una sociedad clasista, para quitar la venda de los ojos de aquellos al "poder" y regalares un poquito de objetividad y de justicia,
escribiría para vencer el gigante del miedo, del favoritismo sin importar su raza, su color o condición…

— Escribiría porque necesito gritar!

Escribiría para calmar el dolor de la madre que llora por su hijo muerto,
escribiría para crearle una realidad paralela y que su llanto merme aunque sea poquito.
Si yo fuera escritora, escribiría para calmar mi dolor que a veces por tanto, se me imposibilita todo.

Escribiría para parir todo esto que llevo dentro, durante tanto tiempo y traer al mundo un poco ecuanimidad y equidad.

— Escribiría para romper cadenas y quitar frenos!

Si fuera escritora, escribiría para recuperar lo que nos fue arrebatado; la credibilidad y la seguridad
y volver a encontrar la belleza de las cosas y ponerle un poquito de sabor a los momentos amargos.
Escribiría para hacer cada instante eterno, para valorar sonrisas y acortar distancias, escribiría porque hoy somos y tenemos, pero mañana en un instante puede cambiar todo.

Si fuera escritora escribiría para dar mi mano a los que buscan y orientar a los que tienen,
para ayudar a los que quieren aprender y enseñar a los que lo “saben todo”.
Escribiría para hacer un camino justo para niños y ancianos, para dar fuerza y fortaleza a los jóvenes que apenas empiezan.

Si yo fuera escritora, escribiría con respeto a los que merecen mi respeto, porque las letras no siempre nacen con prudencia ni cordura, escribiría a los que tienen una conciencia chueca y gastada, les escribiría hasta revolverles las entrañas.

— Escribiría para dar valor a mis principios!

Si fuera escritora, escribiría porque sé que las letras crean pensamientos,
porque estoy segura que las palabras cambian vidas.


Si yo fuera escritora, escribiría sin temor al juicio y a la condena,
porque no estoy sujeta a la critica de muchos y a las ataduras morales de los inmorales.
Escribiría sin métricas ni rimas, porque mis letras las escribo con recuerdos, con lagrimas,con risas, y con la experiencia de una vida rasgada.

— Escribiría para darle vida a la vida!

( Sin renuncia).

©Hazel Castillo.







sábado, 21 de marzo de 2015

Pasamos la infancia tratando de encajar lo mas posible, lo suficiente como para no llamar la atención, para no ser blanco de las miradas crueles de aquellos que nos miran “diferente”.
Ocultamos nuestras diferencias, eso que nos hace únicos y que muchas veces pensamos que nos excluye del perfil de “normal”.
Cuando niños, ser “diferente” es llevar una gigante cruz, es ser presa del vacio y caer,es una carga pesada que sobrellevar con el sello que nos dice que no somos como los demás...es eso que los otros interpretan como que nos merecemos siempre estar solos y aparte del resto.
Todos saben lo que somos, que tenemos una forma de pensar diferente, que aportamos ideas diferentes, que nos vestimos diferente, que no tenemos los recursos económicos que otros, que somos muy bajos o muy altos, muy gordos o muy flacos, que a veces tenemos menos fuerza que los demás, siempre algo hay o algo falta pero nunca pasamos su prueba, porque nos salimos del “molde” que se supondría todos tienen.

Sentir que no encajamos es tan doloroso como el vivir dominados, cautivos, ocultándonos de los demás y aún de nosotros mismos, tratamos de no mirarnos en un espejo, o pasamos mucho tiempo frente a él, queriendo ocultar aquello que a veces, ni nosotros mismos aceptamos.
Ser niño; la niñez es un trozo de vida largo… a veces cruel para aquellos que no nos gusta seguir el resto, a esos a los que de primer momento, no les somos de buen “parecer” — en ningún sentido.
Cuando tenemos que esforzarnos el doble por llegar a la meta, habiendo tenido que luchar por un cupo en la linea de salida. 
Aprendemos a no ser notados, y suplicamos la ley de la invisibilidad, y desearíamos ser lo más “normal” posible.
Nos da miedo ser “diferentes” por eso nos alejamos del resto y quedamos solos.

Llegamos al “maravilloso mundo adulto” y queremos seguir escondiéndonos de los espejos, buscando miradas de aprobación y aun sin valorar lo que realmente somos,sin darnos cuenta que nuestro interior podría dejar huella en los demás.

Y es que en este mundo lo raro es un don y nuestra locura es un reto, aquel que lucho por una cupo en la linea de salida hoy es un atleta con un gran mensaje de superación, aquel que bajaba su cabeza para no ser notado, hoy motiva con sus letras a aquellos que no se animan a intentarlo, aquel que era el loco solitario hoy salva vidas en un hospital...

Todavía hoy hay quienes defendemos quienes defendemos nuestras diferencias, a pesar de no “encajar” porque no queremos decir NO a lo que somos a lo que nos define.
Todavía hoy hay quienes nutrimos nuestras rarezas y tratamos de gritar inconformidades con nuestros talentos y así las convertimos en nuestras herramientas, en silencio, sin hacer estruendo, anónimos, sin querer recibir fama ni gloria, pero contentos y satisfechos, porque lo que antes nos excluía hoy nos hace extraordinarios.

Yo no quiero ser normal, nunca lo fui, siempre hubo algo que me hacia diferente a los otros, en diferente etapas de mi vida hasta el día de hoy.
—Y amo mi rareza, desde niña lo aprendí y hoy lo valoro.

Aún hay personas por ahí, que tratan a toda costa de “encajar” y no se dan el tiempo de saber o entender que el mundo puede ser mejor por causa de nuestras rarezas, de ser diferentes.  
— Estoy segura. 
Amemos lo que somos,altos bajos, gordos, flacos, fuertes o débiles, ricos o pobres por que solo así podremos crear un mundo donde encajar.


( Sin renuncia).

©Hazel Castillo.





viernes, 6 de marzo de 2015

A veces puedo, 
aunque continuar se me haga imposible, 
porque existes, y aunque no estés cerca, estás.

Porque tu respirar me calma pero al mismo tiempo me inquieta.
Porque vivo con la certeza que cada paso me llevará a tu alma, 
entonces continúo y sonrió a la vida y agradezco tu existencia.
Y nunca me canso de esperar...

-Es una promesa-

A veces me levanto 
porque sé que allí te levantas tú, 
porque aunque no te vea, me alcanzas,
porque mientras me busco te encuentro. 
Porque le temo a la oscuridad de la noche y a las tardes de los domingos, 
entonces siento que vienes y me tomas 
y me sujetas fuerte contra tu pecho,
y me aferro a tu mano y el miedo se va.
Mi mundo es pequeño, 
pero tus gigantes palabras de aliento caben perfecto en el.
Porque dentro de ti está mi cielo oculto, 
porque a veces me sumerjo en mis temores 
y me pides que dé un paso al vacío, 
pero tu me sujetas con tus manos tibias, 
Y nunca te cansas de hacerme feliz.

A veces puedo, 
porque crees en mi y tu sabes que puedo, 
porque están tus manos en mi espalda
y me sostienes.
Porque acaricias mis alas e impulsas mi vuelo.
Porque a tu lado no se siente el frío 
y de tu mano el camino no es tan largo.
A veces puedo 
porque el tiempo se hace eterno cada instante que veo, 
y puedo tatuar tu sonrisa en mi pupila, 
y en mi memoria fotografiar tus miradas sinceras. 
Porque sé que dentro ti guardas tu esencia de niño 
y entre mas sonríes, mas llora el niño 
por eso sé que me necesitas 
como yo te necesito a ti.
A veces puedo 
porque la música en mi cabeza me invita a bailar aun en el silencio, 
de una habitación vacía.
Porque a pesar del muro que me rodea y que intenta encarcelarme, 
soy libre por Su Amor nos hizo libres, 
porque atada a ti soy libre, 
porque tomada de tu mano mueves el mundo 
y porque aquello que palpita en mis manos me dice que puedo,
Por eso no me canso de intentarlo.

Porque aunque mis pasos hoy son cortos y lentos 
mis ganas son enormes.
Porque si hay que continuar;continuo junto a ti, 
si es preciso detenerse y descansar; descansa en mi regazo, 
y cuando haya que retomar el camino, continuaré de tu mano. 
Porque si se presentan obstáculos miraremos hacia adelante, 
porque si hay camino caminaremos 
y si no lo hay lo inventaremos.

Porque a pesar de todo junto a ti...siempre puedo.

( Sin renuncia)

©Hazel Castillo.