lunes, 12 de enero de 2015

Y volverme loca, 
soltar las cuerdas que me sujetan y me atan a esta realidad 
que acaba y que día a día se vuelve rutina.
Y cruzar calles, y lanzar miradas salvajes a todos los que por las rendijas me miran
y a los que husmeen en mi corazón
y caminar contra el viento, si es necesario
para recorrer el mundo y regresar a donde fui feliz,
y regresar con mi mochila llena de sonrisas, 
y en mis bolsillos aquella energía que me hacía llegar 
al amanecer sin sueño pero con mi corazón lleno de alegría.
Y amar lo que soy, 
lo que puedo llegar a ser, amar lo que tengo sin necesidad de querer más,
ser inesperada y dejar de lado la prudencia, 
que hablen, que digan, y me miren de reojo con cara de susto…
y que crean que me asustan con sus caras de rutina …
Y que sepan de mi locura, que muchos me maldecirán, 
pero luego esta locura querrán compartir.
Y ser todo lo que se dice prohibido, pero serlo porque lo quiero y lo necesito,
y darme cuenta que la vida está allá donde dice un cartel ¡Cuidado no entrar!
que la felicidad esta allá, del otro lado del muro donde nunca me dejaron llegar
y gritar esa palabra que aun no me dejaron expresar “TE AMO”
Y saltar sobre la conciencia de aquellos que me miran con su cara de conciencia chueca,
y cambiar mi mundo para el resto del mundo...

…(-Total ni el mundo se acaba ni el cielo se viene abajo-) ,

que lo que lo que necesito para vivir son mis anhelos y nunca vender mis principios.
Y darle la vuelta al mundo, y equivocarme un día cada día,
y dejar mis heridas al sol para que cicatricen con la belleza del día,
y dejar mis lágrimas en el tendedero para que se las lleve el viento y las convierta en suspiros.
Y no temerle al miedo que se vale tenerlo, pero que no me detenga,
y abrir el libro de mi vida;
pasar las hojas y empezar una historia nueva.
Y llorar lo que puedo llorar y disfrutar lo que quiero disfrutar, y dejarme sentir lo que soy capaz de sentir, y no esconderme de las miradas inquisidoras 
de aquellos que se esconden detrás de una careta
y que me vean soñar y que me vean amar, que se enteren de mi ilusión, 
que yo no me avergüenzo.
Y que se envidien de mi locura, 
que mis sentimientos sean bandera y que mis deseos sean tu patria.
que el respeto sea mi locura controlada.

Ser lo que quiero ser y serlo contigo
luchar por  lo que anhelo;
darle voz a mi pasiones, esas que tengo enjauladas y amordazadas
y que no me entiendan pero que no se preocupen que yo lo entiendo todo,
y que no me acepten , ¡no me importa! que yo acepto a todos;
que no me importa lo que piensen que yo respeto lo que piensa cada quien.
Que crean que lo saben todo, aunque no sepan nada.
Y al fin salir de este cascaron que me aprieta y me incomoda
que estoy mas segura fuera que dentro de él
y no tener claro el destino, porque así camino ida y vuelta
porque conmigo quiero llegar a ti, 
y que no llegue otro día
si haber estado contigo.

©Hazel Castillo.