lunes, 5 de enero de 2015

Entonces el aire falta
y me ausento de mi misma
me distraigo tanto en la nada
que me olvido de mi.
No hay alas que me levanten
ni motivo que me ayude a continuar,
en las mañanas se dibuja una silueta
allí donde te sentabas a tomar tu café;
y las preguntas me asaltan, 
pero los silencios en casa,
los sitios vacíos, y los recuerdos que duelen
van respondiendo cada una de ellas.
Y es que aunque  las cosas sean más claras
no quiere decir que duela menos.
Hoy se lo que pasa, y puedo entender lo poco de ti que me dabas
me convierto en ganadora y no quiere decir que celebre el triunfo
hoy pierdes y no quiere decir que me alegre por tu derrota
Hoy frente a ti, te miro y te pregunto
como?, como se cosen los pedacitos
de un corazón roto...
Y me duele ver como  se va desplomando  todo
y ver que  todo aquello en lo que creía ya no es
entonces me doy cuenta que de tanto que eras
hoy te conviertes en nada.

(Sin renuncia)

©Hazel Castillo.