miércoles, 5 de noviembre de 2014

No es el tiempo quien mide los afectos ,
sino la intensidad de lo vivido .
Hay quien nos deja huella para siempre ,
una huella profunda ,
de tierra y osamenta ,
de piedra bien labrada .
Y hay quien no deja nada
a pesar de los años ,
una huella indeleble
de agua y de hojas secas .
Hay quien nunca se marcha ,
habita en la memoria 
y ocupa los silencios .
Y hay quien jamás estuvo ,
ni siquiera en el tiempo de la lluvia .
Amar, haber amado ...
Ese es todo el misterio .
Y no se mide en tiempos ...
definitivamente
es cosa de saber
quién teje los recuerdos de una vida .
Hay quien siempre estará
y quien no estará nunca .
Así que no me digas
que de eso ya hace mucho ,
pues para mí fue ayer .
Noviembre te ha traído ,
y hoy vives en mis manos
con tu recuerdo indemne ...
Y no es cuestión de tiempo .

Marisa Peña .