viernes, 7 de noviembre de 2014

Los golpes de la vida no pueden acabar
con una persona cuyo espíritu se calienta con
el fuego del entusiasmo.
Norman Vincent Peale

A veces los tiempos no son fáciles, y vivir parece cuesta arriba, entre mas avanzamos mas lejos vemos la meta y ver el futuro se convierte en algo anhelado nada más,y rendirnos no es ni siquiera opción.
Y es que lo curioso es que hay algunos que se aferran a un No!,por una mínima llovizna... mientras otros luchamos por un Si! a pesar de la tormenta.
Algunos se dan por vencidos y se rinden a la mínima señal, mientras otros heridos, golpeados, con cicatrices en su corazón salen victoriosos y con una sonrisa.
Aunque a veces al abrir los ojos cada mañana vemos a nuestro alrededor que todo sigue “igual” no es así, algo esta cambiando, empiezas a darte cuenta y tomar conciencia del “No podrán conmigo”,esta situación no podrá tirarte abajo, independientemente cual sea, una cama en un hospital, una deuda, un corazón roto, un cuerpo que no responde, todo esta bajo la mirada de tu Creador.

Aprovecho mis letras para tratar de quitar el polvo a estas palabras“no podrán conmigo”.

Y levantarnos luego de un mes de infierno, de unos días, del tiempo que sea y decir gracias Dios estoy aquí, y tengo vida para luchar, quitarnos esa espina clavada por tanto tiempo y seguir adelante.

Alguien muy importante para mi me enseño, y me repetía todos los días :
“Vamos a rendirnos?” y yo decía cuesta y duele, y él me lo repetía vez tras vez hasta escuchar de mi: "No!, no voy a rendirme” entonces él me respondía: “Vamos con pasos lentos pero seguros”.
Y hoy a pesar de muchas cosas tengo ganas de no rendirme y sobre todo ganas de escribir sobre las ganas de luchar y vencer.

(Aprendiendo a caminar)

©Hazel Castillo.