lunes, 15 de septiembre de 2014

Vienes, apareces y te instalas 
en lo más débil de mi interior
tratando de atacar lo más fuerte
en mi corazón.
Como personaje antagónico en mi vida
me inquietas, y la ansiedad me consume
conviertes mi corazón 
en una máquina a presión 
y lo imposibilitas 
a funcionar correctamente.
Cuando me preguntan por ti
se me hace imposible siquiera mencionarte
no logro describirte, 
sin sentir que se me estremecen las entrañas
Te arrastras desde mi pasado
e intentas dañar mi presente
Acaso no hiciste suficiente daño ya?
Acaso el daño que haces allá afuera
no es suficiente para ti?
Te presentas de tantas de maneras
seduciendo las mentes de muchos
atando sus manos
amordazando sus bocas
endureciendo su corazón
lacerando sus almas.

Muchos te dan el poder
y ganas la batalla,
mientras otros luchamos contra ti
con todas nuestras fuerzas
llevando ante el Ser Supremo
tu nombre, lo que representas,
y en una lucha cuerpo a cuerpo
sales vencido
y El resulta siempre vencedor.

Hoy me dueles 
y me lastimas
pero no me matas
como lo hiciste 
aquella última vez
no tienes el poder
porque ya no soy la misma
porque no lucho sola
contra ti
porque lastimas mi mente
mas no mi corazón.

Porque simplemente 
No existes.

Hazel Castillo.


Mandela dijo:
"Aprendí que el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es quien no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo"