lunes, 18 de agosto de 2014

Quién pudiera, Federico,
subir hasta el firmamento
para coger una estrella,
ponerla sobre un altar 
y recitarle tus versos;
conversaría con ella 
de tu gracia y tu talento.
¡Ay Federico García!
Quisieron callar tu voz
y maltrataron tu cuerpo
y te quitaron la vida
entre tanto sufrimiento.
Lloraba el Darro en su cause
y el Genil lo consolaba
y media España sufriendo
porque todo lo arrasaban.
Nos hablarán tus escritos
siempre a través de los tiempos;
te sigue admirando el mundo
por tu Obra y gran talento.
¡Oh si a la vida volvieras
como rosa o pensamiento,
o música celestial
sonando a los cuatro vientos! 

Ofelia Parrón Céspedes.

78 aniversario de la muerte de Federico García Lorca.