viernes, 15 de agosto de 2014

Dime Luna
tú que estás allá, 
tú que lo acompañas todas las noches
tan imponente 
tan señora
tú que miras el mundo, 
tú que lo miras todo
lo miras acaso a él?
cuéntame señora,
lo acompañas en sus noches frías?
ha llorado junto a ti?
Luna,
mi señora de la noche
tu que siempre estas ahí
siendo testigo de sus miradas
de sus deseos, 
tú que guardas sus secretos
tú que lo sabes todo 
y guardas silencio
cómplice
de tantas lágrimas
pregúntale tú, si es feliz.
Luna,
tu que eres amiga del viento
dile por favor que cuando 
su brisa acaricie su rostro 
lo abraze de mi parte
y que se lleve lejos toda tristeza, 
que seque toda lágrima
y que le susurre al oído 
cuanto lo extraño.
Luna,
esta noche aquí
mientras
te cuento de mis secretos,
mis anhelos, de mis sueños,
esta noche, 
que secas mis lágrimas
asómate a su ventana 
y dile que desde aquí
te miro 
que busco en tu brillo 
la luz 
de su sonrisa.
Luna ...
Acompáñalo esta hermosa noche.

Gracias Luna.

Ey luna!
...que envidia que me das.

(Tan infinito como los instantes de mi alma.)

©Hazel Castillo.