viernes, 29 de agosto de 2014

Aquella mujer de otro tiempo, de esas que son demasiado complicadas, de las que huyen
por miedo a entregarlo todo, de esas que se van y que cuesta volver a ver.
Aquella mujer ante muchos fría.
Ella es de esas personas que caminan absorbiendo la luz de la tierra, el sonido del campo, que respira despacio, que saborea aromas en el aire y que dosifica las palabras, de esas que se refugian en el silencio.
Ella comprendía mejor que nadie que la respuesta a la vida es sin enfrentamientos, sin levantar la voz, ignorando resentimientos, y con oídos sordos.
Nunca a nadie le demostró como en su mirada llovía, y como detrás de su sonrisa se libraba una tormenta interior.
Y pocos saben que había noches en las que lo único que ella quería era solo un abrazo suyo.
Ama con el alma ,con las fuerzas de su corazón, y es que en su mirada refleja lo que siente lo que vive, lo que sueña y lo que anhela.
Lejana para muchos, distante para otros, a veces…
desconocida para sí misma.
Viviendo entre situaciones que la dejan un poco perdida, de esas que no sabes si avanzar o quedar petrificada.
Lo que muchos no saben es que ella lucha y luchó sola en silencio, y que esa lucha fue constante mientras él la tomaba de su mano.
El despertó algo en ella y la transformó, la convirtió en una mejor versión de sí misma.
Lo que muchos no saben es que ella le regalo un pedacito de su alma, de su tiempo, de su fe, ella le hizo un regalo de esos que no caducan, de esos regalos que son para toda la vida, de esos en lo que no se admiten devoluciones.
En algún tiempo ella era esa mujer que absorvía la energía de su entorno, que con solo una sonrisa regalaba vida en lo que duraba un suspiro.
Lo que muchos no saben es que esa sonrisa y esa energía nunca le fue fácil de conseguir, se mantenía firme llena de promesas viejas y cuando las vio frente a sus ojos diluirse no tuvo más que volverse a refugiar en el silencio.
Para muchos ella era todo.
Aunque lo que muchos no saben era que ella se sentía nada.
Pasa sus días,evadiendo preguntas, con oídos sordos, con su cabeza baja y escondida en su silencio.
Lo que muchos no saben es que siempre está mirando hacia adelante, con su corazón lleno de certezas, con el nombre de él tatuado en su alma.
Aquella mujer de otro tiempo, se sienta a disfrutar los que sonríen frente a ella, a aplaudir a los que ama, a vivir despacio, sin prisas.
Lo que muchos no saben es que aquella mujer siente tanto, mientras nadie sabe nada.

©Hazel Castillo.








Como quisiera hoy
que me abrazaras, 
cerrar mis ojos 
y sentir tus brazos rodeándome,
y poder sentir tu calor,
abrázame 
como si hubiera pasado el tiempo sin verme
y hoy me tuvieras frente a ti,
y me echarás de menos.
Si tu supieras 
cuanto necesito ese abrazo 
como si hoy fuese ese día 
que llevamos esperando
por mucho tiempo.
Quisiera que me abrazaras
como si no quisieras que me fuera nunca más,
como si los relojes y la distancia
no existieran,
como si quisieras 
pasar el resto de tu vida junto a mi
y todo dependiera de tu abrazo.
Abrázame por favor 
con todas tus fuerzas, 
como si con tu fuerza, 
quitaras de mi este dolor 
que me consume por dentro. 
Abrázame por favor,
como si pudiera con tu respiración 
recargar mi corazón ya sin fuerzas.
Como quisiera 
que vinieras 
y me abrazaras, 
como si fuera una despedida 
después de un primer beso.
Abrázame hoy te lo pido 
como aquella noche que tenía miedo 
y tus brazos me envolvieron.
Necesito un abrazo, 
como si fuéramos los únicos en este mundo, 
como si el mundo allá afuera no existiera.
Necesito hoy tu abrazo, 
como tantas veces me abrazaste 
y me consolaste, 
ese abrazo,
en el que me demostrabas cuanto yo te importaba.

Hoy necesito que me abraces
fuerte, único, como si temieras perderme.
Abrázame por favor que hoy duele
como si fuera mi ultimo abrazo
como si tu con tu abrazo fueras
mi rescate.

©Hazel Castillo.






miércoles, 27 de agosto de 2014

Escribo mis letras con el mismo amor 
con el que me acaricia tu mirada, 
con la misma pasión con la que te pienso.
Escribo con la misma ternura
con la que me sonríes,
esperando que cada letra
llegue a tu corazón
con la misma calma
con la que el tiempo
sana un corazón herido.
Y es que cuando escribo
te pienso,te vivo,
como se piensa en una tarde de invierno.
Por eso escribo,
y te describo
para poder tocarte,
para sentir tu calor, 
y no sentir este frío 
que a veces me consume.
Porque a través de mis letras 
extiendo mis brazos
y te abrazo, 
y sé  
que este abrazo es eterno
con la misma certeza 
que no creo
en la caducidad de los sueños.
Por eso escribo, 
porque te escucho al leerme
como quien escucha el destino,
entonces la vida 
se me cuela por la comas y los puntos
y soy feliz sabiendo que me amas, 
y entendiendo que yo te amo.

Entonces 
me quedo tranquila
sabiendo que volveré a escribir
y tú volverás a leerme
y yo volveré a sentirte
a vivirte,
porque cuando tu me lees 
yo te escucho 
entonces la vida 
me sabe a todo,
aunque cuando estoy contigo
y te vas
 la vida se me hace nada.

(Tan infinito como los instantes de mi alma.)

©Hazel Castillo.



lunes, 25 de agosto de 2014

A ti que habitas en esa tierra lejana.
A ti que con todo mi corazón te escribo,
a ti que llegaste a alumbrar mis noches y mis días 
con la luz tu sonrisa, 
que llegaste a mi vida a dar calor.
A ti que te vivo, mientras nos construimos,
a ti que cada día me enseñas,
porque cuando estoy contigo 
me doy cuenta que soy solo una aprendiz;
yo que pensaba saberlo todo.

A ti que el mundo no fue fácil,
y que te abriste paso en aquella noche oscura, 
sin aspavientos, en silencio,
que en algún invierno rezagado te llovieron las tristezas
y luego te levantaste y recogiste triunfos.
A ti 
que mi patria son tus brazos
y mi corazón es tu bandera
que mi hogar es tu mirada, 
y tus caricias la certeza dónde dejo mis temores
A ti,
este día especial, 
te envío una nube 
hecha con los besos que no te he dado
una brisa de suspiros
y una lluvia de “te quieros”
que te inunden el alma.
Hoy
mi pensamiento como un ave llega hasta ti
esperando ver el futuro uno de estos días
y tendremos en nuestras manos la esperanza
esa que un día se ausentó,
y toda distancia dejara de doler.
Entonces todo tendrá sentido,
cuando llegue el día y tu despiertes a mi lado.

Hoy es un día especial
y agradezco a Dios por eso,
por permitirme estar aquí
sosteniendo tu mano,
 mientras El sostiene las nuestras.

Hazel Castillo.


martes, 19 de agosto de 2014

¡Abrázame! amigo mío.
Que la tristeza
me va invadiendo el alma
al ver tanta injusticia
sembrada por el mundo.
Espero me rescates de tanta tropelía,
de lo injusto y obsceno,
que una enorme amargura
me llega hasta los huesos
de forma inexorable,
infligiendo su daño
mientras que los traidores
van construyendo tanques
y nuevos armamentos,
y se extiende el oprobio
como un estercolero
de muchos miserables.
¿Quién lavará la sangre
de tantos inocentes?
¿Quién parará las manos
que matan por placer?
¿Quién limpiará la mancha
que deja la calumnia,
que gentes inhumanas
con sus sucias mentiras
van extendiendo el cieno
de su maldad cruel?
¿Cuándo se acabará
la vil explotación
de abusos deshonestos
a indefensas criaturas
matando su candor?
El transcurrir del tiempo
no borra mi ansiedad
y me siento dolida
por tanta insensatez.
¡Abrázame!
Que se calme mi angustia
y la pena mitigue
¡Que sienta algo de amor!
de esa amistad sincera
que a veces prodigamos
sin ningún interés.
¡Dame tu mano amigo,
no me dejes caer!
¡Abrázame!

Ofelia Parrón Céspedes.


lunes, 18 de agosto de 2014

Pequeño niño, que triste te puedo ver
cuando te quitan la sonrisa y roban tu infancia.
Siento la pena que llena tu alma,
y mirándote a ti
pienso cuantos como tu malviven 
en lugares sucios, olvidados por el mundo,
entre lágrimas, miseria y tanto dolor.

¡Que mal repartido está todo esto!

Aquel que vive en una mansión 
y te mira de reojo
como quien mira un pecado, 
cuidando como se cuida la vida
sus riquezas,
y tú pequeño niño
y muchos como tú
no llegan a tener ni lo necesario.
Así tan pequeño, tan ingenuo
con tan poco, tan sin nada
eres más feliz que muchos grandes
que lo tienen todo.
A ti nadie te pone obstáculos, 
y a pesar de la mísera condición 
de vida que aquellos te dejan
no amargan tu existir.
Pequeño niño, como tú muchos
que sufren y nunca dejan de soñar
con juguetes lindos
 y avioncitos de colores,
no piden sólo sueñan 
con su plato de comida
y un corazón que de vez en cuando
les acaricie el alma 
y porque no? 
un beso
que les haga una cosquilla en su mejilla.
Yo me indigno por las injusticias 
que hacen los hombres contra los hombres
porque no hay más víctima que tú pequeño niño
y muchos como tú.
Pobres de aquellos
que se creen poderosos
frente a pequeños
que no entienden ni el porqué 
de tanta falta de cordura.
Que Dios ponga en tu camino pequeño niño 
un hombre honesto, 
que puedas seguir sus pasos
que te enseñe sobre el bien y el mal.
Pequeño niño,
con todo mi respeto hacia a ti,
y de rodillas ante Dios ruego a El por ti
y a ti te pido por favor, 
nunca pierdas tu inocencia
y menos tu valentía.

©Hazel Castillo.



Quién pudiera, Federico,
subir hasta el firmamento
para coger una estrella,
ponerla sobre un altar 
y recitarle tus versos;
conversaría con ella 
de tu gracia y tu talento.
¡Ay Federico García!
Quisieron callar tu voz
y maltrataron tu cuerpo
y te quitaron la vida
entre tanto sufrimiento.
Lloraba el Darro en su cause
y el Genil lo consolaba
y media España sufriendo
porque todo lo arrasaban.
Nos hablarán tus escritos
siempre a través de los tiempos;
te sigue admirando el mundo
por tu Obra y gran talento.
¡Oh si a la vida volvieras
como rosa o pensamiento,
o música celestial
sonando a los cuatro vientos! 

Ofelia Parrón Céspedes.

78 aniversario de la muerte de Federico García Lorca.



domingo, 17 de agosto de 2014

A ti que eres mi rescate
que te conviertes en el que me salva a diario
en mi héroe contra la rutina,
un soldado de lo sencillo
antes de todo mi amigo.
Mi antes y después,
el escudo donde dejo mis temores. 
Tú que sostienes mis manos
entre tus manos fuertes y tu corazón valiente
y haces pedazos toda mi cobardía.
me dices ven,así,sencillo, 
sin falsas adulaciones,sin orgullo
más allá de las letras, sin versos
ni rimas, ni palabras huecas
que cualquiera pudiera decir.
Tu mi motor 
que me arrastras lejos de esta rutina, 
de esta soledad 
que a veces se me convierte en hábito.
Tú el refugio en el que habito.
Tú que me ayudas a limpiar 
el polvo de los recuerdos gastados,
que me ayudas a sembrar en tierra estéril
Tú que me acompañas en mis derrotas
y celebras junto a mi cada victoria, 
que me das tu hombro para apoyar
mi frágil valentía.
Tú que me abrazas
cuando me encuentro caída,
que me levantas y tomas mi mano 
y caminas junto a mi
(...)
Y no me importa mostrarme débil 
mientras escribo estas líneas, 
total fuerte nunca lo he sido,
y es que junto a ti 
no hay tristeza que me venza, 
ni pasado que quiera recordar,
si tu, eres mi recuerdo constante y presente.
A ti que llegaste a escribir tu nombre 
en todos mis puntos suspensivos
dándole a todos ellos un final feliz.

©Hazel Castillo.








sábado, 16 de agosto de 2014

Ten cuidado con las palabras,
incluso con aquellas milagrosas.
Para las milagrosas hacemos lo mejor posible,
a veces se enjambran como insectos
y dejan no una picadura sino un beso.
Pueden ser tan buenas como los dedos.
Pueden ser tan confiables como la roca
sobre la que apoyas tu trasero.
Pero también pueden ser tanto margaritas como moratones.
-
Aún así, estoy enamorada de las palabras.
Son palomas que caen del techo.
Son seis naranjas sagradas posadas en mi regazo.
Son los árboles, las piernas del verano,
y el sol, su apasionado rostro.
-
Aún así, me fallan a menudo.
Tengo tanto de lo que quiero decir,
tantas historias, imágenes, proverbios, etc.
Pero las palabras no son lo suficientemente buenas,
las equivocadas me besan.
A veces vuelo como un águila,
pero con las alas de un gorrión.
-
Pero intento tener cuidado
y de ser suave con ellas.
Las palabras y los huevos deben ser tratados con cuidado.
Una vez rotos,
son cosas imposibles de reparar.

Anne Sexton.


viernes, 15 de agosto de 2014

Dime Luna
tú que estás allá, 
tú que lo acompañas todas las noches
tan imponente 
tan señora
tú que miras el mundo, 
tú que lo miras todo
lo miras acaso a él?
cuéntame señora,
lo acompañas en sus noches frías?
ha llorado junto a ti?
Luna,
mi señora de la noche
tu que siempre estas ahí
siendo testigo de sus miradas
de sus deseos, 
tú que guardas sus secretos
tú que lo sabes todo 
y guardas silencio
cómplice
de tantas lágrimas
pregúntale tú, si es feliz.
Luna,
tu que eres amiga del viento
dile por favor que cuando 
su brisa acaricie su rostro 
lo abraze de mi parte
y que se lleve lejos toda tristeza, 
que seque toda lágrima
y que le susurre al oído 
cuanto lo extraño.
Luna,
esta noche aquí
mientras
te cuento de mis secretos,
mis anhelos, de mis sueños,
esta noche, 
que secas mis lágrimas
asómate a su ventana 
y dile que desde aquí
te miro 
que busco en tu brillo 
la luz 
de su sonrisa.
Luna ...
Acompáñalo esta hermosa noche.

Gracias Luna.

Ey luna!
...que envidia que me das.

(Tan infinito como los instantes de mi alma.)

©Hazel Castillo.





jueves, 14 de agosto de 2014

Que no me encuentre sucia y derrotada,
que me sangren las encías
y los poemas escuálidos.

Que me sangren las cuencas de los ojos,
y los versos me atornillen el corazón,
al lado izquierdo del cuerpo ,
que mis dientes mastiquen despacio
todo este silencio,
que el silencio no me sangre

Que me sangre la palabra,
que resbale en hilos rojos
por mis brazos y mis piernas,
que resbale la palabra

Que la poesía me duela
para no dolerte más,
que me duela y me sangre
para no dolerme,
que forme una parábola
entre tu boca y mi boca

Que no venga la poesía a salvarme
que no venga.

Eva R. Picazo .


martes, 5 de agosto de 2014

Esto es por mis hermanos,
aquellos que hoy sufren,que lloran,
que con lágrimas en sus ojos y de rodillas al cielo
buscan esa respuesta tan anhelada sin saber cuando llegará.
Esto es por mi,
que camino mientras ellos corren con los pasos desequilibrados del sin sentido.
Esto es para los que soñamos con una esperanza futura.
Esto es un grito por aquellos que callan, por los que ya no dicen nada,
por aquellos que se conforman con solo el ser sin tener con qué y porqué vivir.
Esto para aquellos que en manos de la injusticia lo han perdido todo.
Esto es por esos que temen ser...
-Alguien dijo- : “Todos existimos pero pocos somos”
Ser significa sentir el alma, arañar la vida, llorar la alegría.
Esto es para aquellos que temen a la noche
y ya no miran al cielo,
para aquellos que están en medio de la tormenta.
Por los que ya no tienen sueños.
Esos, mis hermanos que están allá afuera
escondidos con temor, viviendo día a día
y muriendo segundo a segundo.
Almas que sufren y aun no entienden el porqué,
semejante al “odi et amo”de Catulo
"Amo y no amo, deliro y no deliro"
Esto es para aquellos que no saben si su dolor es odio,
si es amor o ignorancia.
Aquellos que hacen del sufrimiento parte de su vida,
que ya no hablan, no se escuchan,
que se miran entre sí angustiados, asustados
aquellos que ya no ríen, esos que solo lloran.
Esto es por aquellos que tienen sed y hambre,
que caminan entre el duelo,
que poco es suficiente ante la duda.
Esos que no tienen mas colchón que la dura realidad
en la que viven.
Esto es para aquellos,
que se sienten  incapaces de dar  un esfuerzo más.
Por aquellos niños que ya no son niños,
esos que en vez de jugar huyen, que en vez de reír
lloran, por aquellos niños que en lugar de amar
hoy aprenden a odiar…
Por aquellos niños hoy que ya no viven.
(...)
Por aquellos que están bajo la mirada inquisidora
de la ignorancia, de la crueldad, de la indiferencia.
Esta mi oración es para aquellos
que tienen el sabor del nunca más en su paladar.
                                En Tu Nombre
                     Amén.

©Hazel Castillo.



“ Mirada de cerca, la vida parece una tragedia; vista de lejos, parece una comedia. Nunca te olvides de sonreír, porque el día en que no sonrías será un día perdido.
La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive cada momento, antes de que baje el telón y la obra termine sin aplausos. Hay que tener fe en uno mismo .
Aún cuando estaba en el orfanato o recorría las calles buscando qué comer, me consideraba el actor más grande del mundo. La vida es maravillosa…si no se le tiene miedo.
Sin haber conocido la miseria, es imposible valorar el lujo. Más que maquinaria necesitamos humanidad, y más que inteligencia, amabilidad y cortesía.
Fui perseguido y desterrado, pero mi único credo político siempre fue la libertad”

Charles Chaplin.


lunes, 4 de agosto de 2014

Me gustaría amarte.
Sin prisa,
sin etiquetas,
sin mapas,
sin culpa,
sin recelos.

Detener los relojes,
arrancar las páginas
del calendario,
quemar diciembre.

Derribar muros,
romper candados,
quitar vendajes,
cicatrizar
las heridas
al viento.

Abrir la puerta
a la ternura,
a los abrazos,
a la ambigüedad
del presente.

Silvia Cuevas Morales.




“Cuando sientas el alma
volarte entre los dedos
cuando sientas que el aire
se acerca hasta tu invierno,
cuando oigas silencios
posarse en tu ventana
y vagues cada noche
con el ala cansada.
Yo estaré aquí
detrás de ti
para calmar tu sed
y reforzar tu fe,
acompañar tu sombra
para calmar la hora
de rellenar alcobas
y enderezar la eslora.

Cuando sientas que nadie
se acerca a tu palabra
y el vino se te acabe
dejándola callada,
cuando sientas la boca
amargamente amarga
y apagues los faroles
que señalan tu barca.

Yo estaré aquí
detrás de ti
para darte calor
para ser tu ambición,
para salvar distancias
que nos sientas separan
y enderezar las lanzas
que defienden tu planta.

Cuando sientas callarse
al amigo querido
y creas que ya es tarde
para obtener asilo,
cuando te sientas solo
abandonado y preso
y no encuentres el modo
de soportar tu peso.

Yo estaré aquí
detrás de ti
a remendar dolor
y abrigarte la voz,
dar sombra a tu verano
y hacer tuya mi mano
y ser tu compañía y que tu,
y que tu seas la mía.”

Patxi Andión .



domingo, 3 de agosto de 2014

Señora, dejaste el presente de lado y de rodillas
te encuentro frente al silencio del pasado,
hago el intento de liberarte de las garras del olvido
y a pesar que lo intento no, no puedo.
Hoy me toca a mi cuidarte, darte la vida,
darte la mano y que camines junto a mi,
como una vez yo camine gracias a ti señora.
Como quisiera ser yo la que tome tu lugar
ante el dolor, de la ausencia de aquellos a los cuales les
diste el ser y tomar un lápiz y dibujar en tu rostro una sonrisa,
como siempre lo tu hiciste para mi,
Poner venditas en tu corazón y sanar tantos agujeros
que el dolor de tantas partidas te ha dejado.
Hoy te veo señora convertida en niña de nuevo,
Hoy soy yo señora la que toma tus agujas y tus hilos
y te enseño de nuevo a hilar la vida, como una vez
me lo enseñaste.
Te conocí aferrada al credo “Con Dios me acuesto y con Dios me levanto”.
y hoy te lo repito yo, y tu sin decir palabra más que
con una sonrisa llena de dolor y una caricia me lo dices todo.
No estés triste señora que yo no dejare que camines sola en un mundo
sin recuerdos, no dejare que nadie te prive de tu dignidad,
aquella que tanto me enseñaste a defender y proteger
 y que yo con uñas y dientes lo he logrado.
Frente a Dios y frente a ti señora hoy te prometo que la tristeza no llegará a tus ojos
y los días oscuros no los harán llover.
Mi vida la dirige Dios y yo te la dedico a ti,
mis victorias, mis respetos son tuyos señora.
Te prometo que así como siempre tu acariciaste mis decisiones,
 proteger y defender las tuyas.
Señora atesoro tus besos y caricias en mi corazón,
y aprovecho cada uno de los momentos en los que me miras
y a pesar de tu vista perdida me regalas una sonrisa.
En tu silencio me sigues enseñando señora,
que no se necesitan palabras para demostrar el amor que sentimos.
Y se me llena el corazón al ver tus ojos  cuando te digo :”Hoy soy feliz”
y se me hace chiquito cuando con lágrimas de alegría me contestas: “Mi trabajo está cumplido”.
Gracias señora por dejarme tomar tu mano y caminar a tu lado,
y devolverte un poquito de vida de toda la vida que me has dado,
Cumpliste y sigues cumpliendo tu don de ángel guardián aquí a mi lado
y yo señora, intentaré cumplir con el regalo de vida que Dios me dio
para cuidarte y protegerte.
“Dios nos dio los recuerdos para que pudiéramos cultivar flores en el invierno de nuestras vidas”
-Siempre me decías- .
Para ti todos los días son invierno pero yo estoy aquí señora,
para ser un rayito de luz de esas flores que no puedas cultivar.
Hoy sentada aquí, mirándote de lejitos, dejare de forcejear entre lágrimas
con la vida y te doy gracias señora, porque me enseñaste que Dios es fiel y que
no nos dará nada que no podamos soportar.
Te amo Señora...mi viejita, mi pilar, mi abuelita.

©Hazel Castillo.


sábado, 2 de agosto de 2014

Porque un niño más tiene que morir en Gaza?
Porque la caja de tortura continúa abierta?,
Porque mejor no muere el miedo y que la verdad apague el fuego,
y que aquellos que se se visten de gala,
oculten sus colmillos y sus miradas de cordero.
Aquellos que con engaños victimizan al villano,
y cierran sus ojos ante el recuerdo,
de aquellos niños masacrados.

Como tranquilos miran a sus hijos mientras
duermen en sus camas,
a sabiendas del dolor de tantos niños.
Gritos ahogados de niños a medianoche con heridas que no sanan,
y tanta sangre derramada.

Porque tiene que morir un niño más en Gaza
Sin brazos para abrazarlo en esas noches de tanto frío
sin piernas para que avancen en sus sueños,
sin sus ojos para que miren de nuevo la luz del día.

Porque tiene que morir un niño más en Gaza
frente que aquellos que manipulados
evaden tal crueldad.

Que mis letras hoy sean un clamor a Dios y al viento
harta del silencio y de la falta de respeto
a tanta infancia robada.
Porque muere un niño más en Gaza?
Con dolor en las entrañas grito.

Mientras Obama se viste de gala
cómplice del cruel silencio
un niño más muere en Gaza.

©Hazel Castillo.



viernes, 1 de agosto de 2014

Plegué cada prenda
con cuidado ,
mientras te besaba atentamente .
Luego ,
desprendí mi brazo ,
desmembré mi pierna
y tracé una espiral perfecta ,
sólo para ti .
En lo extrañamente inmenso
de nuestro mundo ficticio ,
sólo existe un momento
de delicadeza absoluta ,
en el que de rodillas
ofrezco lo que soy .
Pero nadie tuvo
nunca
pupilas suficientes ,
para mirarme a los ojos .
Nadie camina despacio ,
nadie camina por senderos estrechos .
Así, Nadie se convirtió
en una ausencia ,
con la que converso
cada día y cada noche ,
interrogando su perverso secreto .
Bebemos juntos sin juerga ,
estrechando el hilo de escalofríos .
No queremos volver
a llorar en un rincón ,
porque las palabras no sirven
y más allá sólo manda lo visible .
Esperamos, acechantes ,
el crujido más desconocido .

Leticia Vera .


Luz de faro abandonado

Un día fui en tu vida
tu dulce princesa de luz de mar
e iluminaba todo tu horizonte .
¿Recuerdas la luz, el sol ,
el mar en nuestros paseos infinitos?

Quedará en mi retina por siempre
tu mirada penetrándome
mientras tus manos ansiosas
hacían reír mi falda al izarse
como bandera de barco pirata
a punto de invadir mi puerto .

Quedará en mi piel
el tatuaje de tus besos
marcados y grabados a fuego lento
cuando nos perdíamos entre las sábanas
cada ocaso y cada amanecer .

Quedarán en mis oídos ,
eternamente susurrados
tus versos recitados, suaves y profundos ,
mientras tus brazos me amarraban
y me acunabas junto a tu corazón .

Y tus manos…ay, tus manos ,
esas que siempre han preguntado por mi piel
quedarán unidas a las mías
porque te la di el primer día
que se cruzaron nuestras miradas .

Pero ahora la luz de esta muñeca rota
es la bombilla fundida
de un faro abandonado
en mitad de la nada y no alumbra
las sombras de este amor que aún así
permanecerá en nosotros
por toda la eternidad .

Amelia Diaz Benlliure