viernes, 18 de julio de 2014

He tenido noches de insomnio donde la soledad lastima, duele y mata, noches y días llenos de preguntas y sin respuesta.
Días donde sonreír duele, y ser optimista pesa y cansa.
Noches donde lucho por ver una esperanza y que despertaré y que todo será diferente.
En cada una de esas noches de desvelo me pongo a pensar cosas diferentes acerca de lo que quiero para mi vida, con lo que sueño.Y cada día lucho por aquello que quiero por que soy necia, porque soy terca con mi metas y con mis objetivos.
Hoy pondré bandera blanca, dejando atrás mi lucha, seré feliz por convicción, porque quiero ser yo, porque tengo que ser feliz sin obligar a nadie y sin presionarme a mi misma.
Encontraré una vez más mi capacidad y mi coraje de ver hacia delante y seré más fuerte y mejor.
Porque estoy dispuesta ha hacer lo que mi corazón decida, y definitivamente no dejaré que nada ni nadie me sobrepase.
No más desvelos pensando en lo que no tengo,no más miedo a la noche, seré feliz y me enfrentaré a la vida con lo que tengo.
No renunciaré a las sonrisas que me regalan cada día, ni a las mirada dulces que me lo dicen todo, tampoco a los abrazos, lucharé por creer en esa esperanza ,en ese despertar.
Y hoy sembraré un árbol de ilusiones, y sueños, amaneceré sabiendo y confiando que Dios sabe lo que quiero y necesito.No más desvelos ni miedos porque hoy decidí ser feliz.

(Sin memoria)


©Hazel Castillo.