miércoles, 23 de julio de 2014

Como me gustaría tenerte aquí ahora y poder hablar de ti…
Por ejemplo, hablar de la distancia que hay entre tu corazón y el mío y como tus brazos abrazan mi inocencia mientras tomas la mano de la mujer que por ti soy.
Quisiera poder hablar de tus manos cuando desnudas y acaricias mi piel y como me miras el alma a través de ella, como conoces mis miedos y como con tu piel los cubres,como miras mis fracasos y derrotas y como me acompañas mientras los convierto en fortalezas.
Como quisiera tenerte aquí ahora!…
Y poder hablar de tus ojos... de tu mirada... y como con ellos me llenas de paz y me enseñas el amor como nunca lo había conocido, como nunca lo había vivido; y de como poco a poco te vas acercando a mi y en un susurro me dices que este amor es mío...que este amor es nuestro…
Como quisiera hablar de tus labios y que mientras me besas con cada beso bendices mi piel y como en cada beso vas robando mi aliento, mientras mi aire se llena de ti...
Me gustaría hablar de tu espalda, mientras con caricias te voy dibujando en ella un sueño para que cuando no me veas sientas que estoy siempre contigo...
Como quisiera que estuvieras aquí, para robar todas tus lágrimas, y convertirlas en mil sonrisas para que las lleves a todas aquellas partes donde lloraste alguna vez.
Ojala pudiera tenerte aquí!...
Y que tatúes tu nombre en mi piel con letras eternas, sin promesas ni contratos, ni testigos, solo sabiendo entre tu y yo que nuestro amor será eterno.
Me desnudas, me miras, me acaricias, me bendices…
Como quisiera tenerte aquí para no tener que hablar de ti, sino solo sentirte junto a mi.

(Tan infinito como los instantes de mi alma.)


©Hazel Castillo.