sábado, 19 de julio de 2014

Como expresarte tanto ahora que no estás y cuanto te extraño. 
Como traerte a mi ahora que no estás y que tanto te necesito.
Recuerdas cuando te decía: “Que el tiempo me arrebataba todo antes de empezar a sentir”?
Hoy lo intento,intento vivirte como aquellos días, donde eramos tu y yo, trato de no llorarte en mis pensamientos,mientras voy sintiendo estas letras (que difícil se me hace) pero tu me enseñaste que solo se llora al que no esta presente y tu estas aquí conmigo siempre, en mis ganas de vivir, y mi fuerza,en mi sonrisa, en mi mirada.
Te miro en tu mejor amigo, el señor sin sonrisa de la tienda que me dice siempre que mi dulzura es consecuencia de todos los dulces que me regalabas a escondidas.
Te miro y te siento en el corazón y en la voz de esa señora ya cansada que me mira y me dice todos los días: “Te pareces tanto a él”
Te sueño y estas aquí, y puedo escucharte cuando me dices: “Camina despacio por la vida no corras,lucha por lo que quieres y ama intensamente lo que haces, no devuelvas mal con mal,y sonríe porque no sabes a quien estas sanando con tu sonrisa”; entonces despierto y trato de tomar tu mano con fuerza pero tu recuerdo se me escurre entre los dedos ,solo me queda el dolor que tu partida me dejo y espero que algún día puedas escuchar una vez mas cuanto te amo.
Miro atrás y te veo ahí siempre tan fuerte,tan decidido, llenando de alegría y de paz todo lugar a tu paso,siempre manteniendo la calma a pesar de las dificultades, nunca te vi derramar una lágrima y el día aquel que estuve frente a ti convirtiéndome en mujer una se coló en tu mejilla, y me dijiste: “Hija, con la cabeza en alto siempre camina por la vida”
Hoy mis lágrimas gritan al cielo un “Regresa,quédate, no me dejes sola", como te lo pedí aquella vez que partiste y tomando tu mano fría, sabía te ibas, deseando que no fuera verdad.
Hoy vuelvo a recordar tu mirada al verme y la felicidad que sentíamos cuando estábamos juntos siendo cómplices de melodías y una que otra travesura en la cocina.

Hoy tu fuerza me recuerda la fuerza que debemos tener todos,me recuerda que tu me preparaste desde niña para la vida, para enfrentar mis miedos...
Pero abuelito nunca me preparaste para tu partida.


©Hazel Castillo.