lunes, 14 de julio de 2014

"...Cerrar ciclos. No por orgullo, ni por incapacidad, ni por soberbia, sino porque, sencillamente, aquello ya no encaja en tu vida. Cierra la puerta, cambia el disco, limpia la casa, sacude el polvo.
Deja de ser quien eras, y transformarte en el que eres...
                                                                                            Paulo Coelho.

Inicio un tramo para cerrar un circulo,uno mas de mis instantes una vez mas compruebo que no existen las casualidades, que todo tiene su espacio y su momento y que hay momentos que pasan que ya no tienen sentido,emociones que ya no vale la pena cargar.
Cerrar etapas, es saber decir adiós es parte de nosotros y solo ocurre cuando estamos dispuestos y listos para continuar y darnos una oportunidad para mirarnos desde otra perspectiva.
Cerrar capítulos es tener el valor para soltar, para conocer miradas nuevas, más auténticas y menos dolorosas y que no interfieran con nuestra paz interior.
Es poder poner en una balanza lo que hago, y a donde quiero llegar y si vale la pena las emociones, las tristezas, los enojos y los juicios de parte de los demás.
Lo desconocido asusta, porque siempre es mas fácil mantenerse en la seguridad de la rutina, de lo conocido, que enfrentarnos a lo incierto de lo nuevo, sin embrago los cambios son parte de aprender es parte de vivir y también es sinónimo de madurez, porque son oportunidades para recibir cosas mejores, y solo no se trata de desprendernos de todo…
Se trata de separarnos sin dolor.

©Hazel Castillo.