domingo, 11 de mayo de 2014

Cuando dices un ultimo te quiero te queda la voz vacía y hueca,desganada,se junta una nota con un tono triste y todos los sentimientos a coro solo te dicen “Porque?” y sin respuesta alguna.
Lo que para ti era tu zona segura, la calma que da un por supuesto,tu mundo controlado de pronto lo sientes invadido por dudas desazones y dolor.
Lo que ayer fueron risas hoy son lágrimas, lo que te daba calma hoy se convierte en un camino incierto y desconocido.Y aquellas noches de sueños, hoy se convierte en la noche mas triste de tu vida.
Y caes en  cuenta que eras ese traje viejo, gastado y cómodo, confortable, que se necesita siempre que se amolda al cuerpo de quien lo usa, que se ensucia y es tirado al cesto de ropa sucia, para luego ser usado nuevamente y no eres mas que lo que otros quieren que seas.
Detente, no continúes mas,seca las lágrimas,olvida el dolor no sigas siendo solo usado por comodidad, por costumbre, date el valor, de empezar de nuevo de sonreír a la vida,recuerda tienes poros en la piel, sangre en tus venas, desnúdate de ese traje que te aprisiona la vida.

En tus manos esta transformarte, ser mas que un "traje" y ser ese alguien que tú siempre quisiste ser. 

©Hazel Castillo.