sábado, 6 de diciembre de 2014

Regálame tu voz, 
que quiero escucharte decir mi nombre en voz alta, 
sentir que estoy, que me recuerdas,que me tienes presente.
Regálame tu voz,
y di que me amas pero dilo bajito aquí en mi oído, 
para sentir la caricia de tu voz en mi piel.
Regálame tu voz, 
que quiero escucharte sonreír, 
dibuja mi rostro con tu sonrisa,regálame sueños y sueña junto a mi.
Regálame tu voz 
y cura mis heridas,mis dudas y disipa mis miedos
Regálame tu voz 
con ella recorre mi cuerpo y despierta mi piel dormida.
Regálame tu voz 
y sé el fuego que quema  lentamente mis pensamientos tristes
Regálame tu voz 
para sujetarme cuando la vida me embata y así me pueda sostener
Regálame tu voz 
para aprender a decir que no, y tener la certeza de decir si 
Regálame tu voz 
y mírame a los ojos, contémonos secretos y desnudemos mentiras
Regálame tu voz 
y ayúdame a encontrar el camino hasta llegar a tu conciencia 
y quedarme en tu memoria. 
Amor regálame tu voz …
para notar tu presencia y sentir tus latidos 
porque con la intención de escucharte ya no basta 
y mi sueño se queda corto.

(Tan infinito como los instantes de mi alma.)

©Hazel Castillo.



viernes, 5 de diciembre de 2014

Dickens escribió:
 “Siempre he considerado la Navidad, al llegar esa época… como un tiempo especial: un tiempo agradable de bondad, perdón y caridad; la sola época en el largo calendario del año en que hombres y mujeres, por acuerdo común, parecen abrir libremente sus corazones y consideran a los que son sus inferiores como si en verdad fuesen compañeros hasta la tumba, y no como otra raza encaminada hacia otras jornadas”.
En su obra ya clásica, Canción de Navidad, el ahora arrepentido personaje de Dickens, Ebenezer Scrooge, declara finalmente:
 “Honraré la Navidad en mi corazón y trataré de conservar su espíritu durante todo el año.  Viviré en el pasado, el presente y el futuro; el espíritu de los tres permanecerá en mi interior y no desecharé las lecciones que tienen para mí”

Pensamos en navidad y se nos ilumina el espíritu, se nos viene a la mente luces de colores, regalos, fiestas, y por un momento, por unos días nos olvidamos de todo lo que esta pasando a nuestro alrededor.
La pobreza, el hambre, las guerras, el dolor y tanta sangre derramada a lo largo y ancho de todo el mundo todo es eso es suplantado por un espíritu de esperanza y optimismo… 
Y esta bien, pero…
La navidad es algo más, no se trata de solo recibir regalos, sino más bien de recordar el más grande regalo de amor que nos fue dado.
No se trata de solo dar y recibir, navidad puede ser también sólo dar.
Me gusta la navidad, pero a veces lo veo tan vano, caminas por las calles todas iluminadas, adornos bonitos, plazas todo esta brillando al paso. 
Y me pregunto porqué la necesidad de llenar todo el ambiente con estas cosas, si lo que recordamos es el nacimiento de Jesús, y Él fue carente de todo esto.
De qué sirve “recordarlo en una fecha” ( para los que lo recuerdan) si lo olvidamos todo el año, hacemos de su nacimiento, de su “cumpleaños” una fiesta propia y nos olvidamos del festejado, lo olvidamos a Él y su mensaje de amor.
Llega el 24 o 25 de diciembre y todos con sus mesas llenas, y sus regalos ( hasta para el familiar que no queremos, solo por la obligación de cumplir) esperando la hora cero;dar un abrazo y un presente, brindar sobre lo que tenemos en ese momento. Cuando todo el año no hubo un abrazo, un “estoy aquí” no hubo un padre presente, no hubo una cena en familia,no hubo un abrazo en vez de críticas a esa madre adolescente que apenas temerosa se enfrenta a la vida de ser madre o un beso ,un ratito de compañía a ese anciano que todo el año es parte de la mueblería de la casa.
Se bloquean los teléfonos porque todos queremos llamar ala misma hora y saludar a familiares y amigos que ni mencionamos meses atrás…. 
¡La verdad no entiendo de que se trata la navidad entonces!
A veces lo veo tan artificial, como  se iluminan las casas, como tratando de iluminar cada tristeza que llevamos dentro, como tratando de opacar la realidad que nos aqueja.
Porque no hacer navidad todo el año, porque no darnos todo el tiempo y es que no se trata de presentes se trata de un abrazo, de tiempo de calidad, de una presencia.
Porque sólo en estas fechas hay que desear felicidad y prosperidad al prójimo?. 
Personalmente no me atrae la navidad que se ha construido en los últimos años donde pretendemos ser felices de la boca para afuera, donde gracias a esto de las redes sociales esa felicidad es totalmente diferente a la realidad en que vivimos
No entiendo porque solo en “Navidad” se habla de solidaridad, de ternura, y todo el resto del año somos egoístas que miramos de reojo al niño de la calle y al indigente que pide en la estación del autobús.
Es doloroso ver como una fecha tan  especial,tan importante se convierta en una banalidad a la que muchas veces nos sometemos por costumbre.
Como también hay personas que recuerdan el verdadero motivo de este día, y mis respetos para ellos.
Tenemos tiempo quedan muchos días para pensar y reflexionar que de un segundo a otro todo puede cambiar para bien o para mal y que estamos a tiempo para hacer de todo el año una Verdadera Navidad.

©Hazel Castillo.







martes, 2 de diciembre de 2014

Sabemos esperar? No!... Y yo menos.

La vida nos mantiene a veces en una sala de espera ,donde nos aparece una situación que nos dice "Tome su ficha, siéntese y espere".
 Y no queda mas que sentarnos a esperar.
Vemos a todos lados,ansiosos, vemos gente sentada a nuestro lado también haciendo la misma tarea que nosotros,esperando.
En esa sala nadie habla, todo es silencio vemos el reloj que pareciera no caminar, y el tiempo que avanza como si fuera un glaciar. 
En ese lugar la vida parece moverse en cámara lenta. 

Y nosotros somos lo que llaman "una generación instantánea".
Vivimos como mártires, continuamente aniquilandonos por vivir contra el tiempo y contra el reloj
Pasamos todo el año proponiéndonos metas y al final nos damos cuenta que pospusimos todo, queremos bajar de peso, lo posponemos y luego queremos un abdomen plano en diez minutos, nos quejamos de todo lo que no tenemos esto y aquello pero olvidamos que no pagamos el precio del sacrificio para lograrlo y al final queremos logros y reconocimientos inmediatos así de la nada.

Pero tomate un momento, mira a tu alrededor, y date cuenta que por mas que suenes la bocina de tu auto en la autopista los autos no avanzaran mas a prisa, y por más que te molestes, la fila en el supermercado no avanzará mas rápido tampoco.

Si lo pensamos bien toda nuestra vida ha pasado en una gran sala de espera.
Hemos esperamos por el trabajo deseado, por un titulo profesional, el enfermo que espera una cura, la joven pareja espera por su primer hijo, esperamos por aquella persona que será la correcta para nuestra vida, y aquella madre que perdió a su hijo espera por un día sin lágrimas.

Vivimos de allá para acá entre el mobiliario de esa sala de espera.
Tic- tac -tic- tac el tiempo parece no avanzar.

De pronto se escucha una voz ,una dulce voz que nos dice “Espera pronto será”

Y por el contrario en lugar de esperar ,nos apresuramos y nace la frustración, crece dentro de nosotros un sentimiento de desánimo, de futilidad, de renuncia.

Pensamos que esperar es suponer lo peor y por el contrario esperar es no preocuparse,es no enojarse, es no exigir, esperar es aprender a ceder el control al Dueño de esta gran sala, 
pero también debemos entender que esperar no es inactividad, es más bien un esfuerzo sostenido, en la confianza, en la fe de que todo será, pero será en su momento.

Esperar es mas fácil decirlo que hacerlo ,lo se!
Para mi no es nada fácil.
Siempre he vivido apurada,pendiente de un reloj que no camina y de un calendario que parece que tiene los días repetidos,conduciendo rápido, queriendo todo ya! y se pudiera antes mejor...

Pero un día El me dijo siéntate y espera, y pon atención a los detalles,
disfruta de esta sala, aprende en ella, que mientras tu esperas Yo trabajaré por ti.


..Y sigo en la sala de espera...

(Aprendiendo a caminar)

©Hazel Castillo.



domingo, 30 de noviembre de 2014

Yo apuesto... si! y lo apuesto todo…
Pero antes debes saber algo….

Que me he hecho experta de tus manías,de tus silencios,
que a diferencia de lo que pienses amo tu pelo despeinado.
Que conozco tus gustos y tu afición por el fútbol.
Que me he acostumbrado a tus desvelos y a tu forma de amarme.
Que reconozco tus gestos aun sin mirarte.
Que soy cómplice de tus miradas, amante de tu sonrisa
y fiel devota de tus pecados.
Que tengo un mapa trazado en tu piel y una deuda pendiente en tu boca.
Que me aficioné a nuestras peleas y me declaro adicta a las reconciliaciones.
Que soy cómplice de tus manos y dueña de tus deseos.

Además debes saber;
que mas allá de perder 
apuesto todo a tus manos, a tus intenciones
a tu mirada y a tu sonrisa, 
y te entrego mi miedo, mi cobardía y mi razón.

Por eso apuesto todo...al 21 y tu? Apuestas?

©Hazel Castillo.



jueves, 27 de noviembre de 2014

Como quisiera que llegaras 
a los límites de mi cuerpo,
y que instalaras bandera 
en cada rincón donde quisieras habitar.

Que tus labios fueran prosa 
y buscaran su rima 
entre mi cuello y mi ombligo.
Que fueras turista 
sin rumbo en mi piel
y que tu destino lo dictara la locura.
Que pasaras por esa puerta
y dejaras colgados los miedos, 
que me desnudes el alma 
y nos quitemos todo…
todo menos las ganas.

Quisiera que esta noche
le hicieras trampa a mis noches frías, 
arropada y sin compañía
convirtiéndote en el calor que encienda mi
osadía.
Y en el sonido del silencio 
sentir tus labios
mientras te aprendes 
el sabor de cada poro de mi piel
que te pertenece.
Y que el tiempo se detenga!!
...
y que todo se vuelva un instante eterno.

 Que tomaras en tus manos
el libro de mi vida y reescribieras
algún capitulo, y fueras tu 
el caballero valiente
que no se rinde ante el dragón
y seas tu quien rescate a la
princesa convirtiendo penas 
en festejos...
Y  reescribieras
nombres y me dieras finales felices.

Y es que llegaste a mi 
en un acto revolucionario
a favor de mi corazón
atentando contra la rutina y la cordura
dándole un significado exquisito 
a la palabra censura.
Llegaste a comerme a versos
sin reproches y lleno de intenciones
haciéndome adicta a los deja-vu
de tu sonrisa,
adicta a tu mirada que me envuelve
y me hace eterna.
Mientras tu alma que nunca se va de aquí
se sienta , me mira, y me espera.

(Tan infinito como los instantes de mi Alma.)

©Hazel Castillo.




martes, 25 de noviembre de 2014

Quien eres?
Me llamo "Deseo” nací de un roce, 
de un impulso que regala al viento
los sentidos y la voluntad.
Soy una chispa que arde mientras se enciende
hambre que no se sacia, caricia que no llena.
Vengo de algún lugar donde no existe barrera alguna
nunca conocí un límite y mi hogar siempre es oculto,
entre la niebla y el resguardo,
me creen muerto, pero solo duermo…
Me alimento de la calma,devorándola 
hasta que atraviesa el alma.

Yo me  llamo “Culpa”
vengo de las ansias, 
deambulo entre la piel y el corazón
crecí de la pasión y me transforme en prohibición,
un chasquido de la conciencia, hasta que llegue a 
ser duda. 
Vengo desde no se donde, 
donde manda la censura
donde se construye sobre criticas,
y se razona entre el bien y el mal.
Nadie me conoce, pero todos me inventan
soy lo que todos creen pero nadie reconoce
soy el alimento de ciegos que dictan sentencias
esas sentencias que con culpa todos condenan.

Y yo me llamo “Miedo”
Soy una condena que se cumple
sin tiempo,
sin barrotes, sin cuchillo al cuello,
con gritos ahogados pidiendo clemencia
en una prisión donde nadie escucha.
Camino con pasos lentos que no avanzan
pero siempre retroceden.
Vivo en los cuerpos, que se estremecen
se paralizan y tiemblan.


A mi me llaman “Silencio”
soy palabras y sentimientos
que murieron en manos
de la “culpa” y el “miedo”
habito en una tierra llena de cómplices
sin voz, donde manda “el no quiero” 
y el “tú no debes” rodeados de una
muralla intraspasable de renuncias y penas.

Soy “Soledad”
hábito en rostros sin nombre
que se alimentan de deseos pasajeros,
culpables que sentencian culpables,
mentes con miedo que tropezaron
e impiden avanzar a los demás
voces que rebosan de penas
sin preguntas ni respuestas.

Somos fantasmas en un ropero
desechos en un corazón
cicatrices en una piel
Somos todo aquello
que vive entre las líneas
del tiempo.
Hasta que llega la razón.


©Hazel Castillo.




lunes, 24 de noviembre de 2014

Hoy arranco de raíz
todo aquello que ata
mis pies y que me 
impide continuar
y sano con amor
las heridas 
que estas me puedan dejar.

Abro los armarios
de mi corazón
y saco mis miedos,
limpio el polvo
de la desesperación,
y de a poquito
ordeno el desorden
que pueda quedar.
Cambio ideas viejas
que quedaron pendientes
en un “tal vez"
y lleno cajones
con ideas nuevas
colgadas y adornadas
con sueños nuevos.
Pinto paredes con
motivos y esperanzas.
Y perfumo el lugar
con Fe.

Hoy comienzo de nuevo
como si viviera otra vida,
una vida nueva.
Retomo mi camino
y emprendo el viaje
que fue pensando 
y trazado para mi
desde el inicio de mis
tiempos.

Hoy tomo mi maleta
y una libreta en blanco
lo que quedo atrás
allí debe quedar, 
para que cuando 
vuelva a mirar allá
solo vea una gran escuela
llamada experiencia.
Adelante miro 
un cartel que
que me indica a donde 
debo llegar
y al lado del camino
muchas señales
con flechas pintadas
indicándome continuar
y en cada una de ellas
unas letras escritas
que dicen:
“Camina en paz”.

Y en mi corazón
Tu voz que me dice
“Esfuérzate y sé valiente,
no temas ni desmalles
porque Yo estaré contigo
donde quiera que vallas".

©Hazel Castillo.



miércoles, 19 de noviembre de 2014

«No eres más porque te alaben, ni menos porque te critiquen; lo que eres delante de Dios, eso eres y nada más».
Tomás de Kempis (1380-1471).


Aquí, 
estando frente a esa mujer que refleja mi espejo, 
Aquí donde nadie me ve,
aquí cuando me enfrento a mi misma 
y se me va aquella apariencia de fuerza, 
donde se quiebra esa armadura con la cual me cubro, 
aquí donde llegan los miedos, las inseguridades
el dolor de lo pasado, de lo que viene
Aquí donde nadie me ve, 
en mi intimidad, 
desnuda frente a mi
donde somos solo ella y yo,  
mirando cada una de mis cicatrices
dejando de lado todo orgullo, 
soberbia y toda vanidad.
Aquí donde no hay apariencias 
donde somos solo ella reflejada en mi espejo…
y yo.
Aquí es cuando mi alma queda descubierta
y mi corazón  expuesto,
me obligo a sostener la mirada
y verme tal cual soy.

Y así empiezo a conocerme.

Entonces de rodillas 
miro al cielo y doy gracias
por estar.

Y aquí es donde soy sincera
aquí es donde miro atrás
y me doy cuenta del camino recorrido,
dejando en cada paso
trozos piel, lágrimas y dolor.
Despertando de una pesadilla, 
que pensé jamás despertaría.

Entonces miro Tú luz...

Y puedo entender y aceptar
que fue un sueño
un plan que se perfecciona 
de a poco, en Su tiempo.
Hoy entiendo que Tu lo haces todo
perfecto para mi, y en Tus manos
como barro me moldeas.

Aquí donde soy yo
frente a mi espejo
hoy me acepto y entiendo
que a pesar de las apariencias, 
de lo que veo en mi espejo,
Tú me creaste
y te doy gracias porque
me diste la oportunidad 
de nacer de nuevo.

(Aprendiendo a caminar.)

©Hazel Castillo.


domingo, 16 de noviembre de 2014

Cuando el cuerpo ya no puede más 
y el alma esta cansada, 
un adiós es el principio al descanso, 
el camino se despeja, 
y los pasos son pocos pero firmes, 
respirar duele, 
pero el cuerpo sigue el impulso a la libertad .
El miedo va desapareciendo,
y la mirada se niega a mirar atrás, 
los pensamientos se despejan 
y la mente está limpia, 
cierras los ojos 
y cual película 
todos los personajes que fueron parte de tu vida 
van apareciendo frente a ti, 
Sin odio 
sin rencor 
y el corazón cicatrizado, 
late lento pero con fuerza .
Te aferras a una esperanza 
que yace en las manos de otros, 
y cada noche cierras los ojos 
esperando que al amanecer 
todo haya desaparecido, 
el dolor, las lágrimas el sufrimiento; 
esperas que todo vuelva a hacer como era antes, 
cuando las noches eran soñar 
y los días para vivir …
Y caes en cuenta 
que eso es lo que te toco vivir ahora, 
y que de ti depende como quieres que sea …
Entonces en medio del caos aparece esa mano, 
ese abrazo, 
esa caricia al alma, 
que te hace todo más fácil, 
esa voz que te dice “ánimo tu puedes” 
Entonces 
sacas dentro de ti la fuerza 
para seguir intentando, 
encuentras un motivo para seguir creyendo 
y poco a poco vas viendo de nuevo 
esa luz que un día dejó de brillar .

Y aunque al cerrar los ojos nada cambia, llega el amanecer y ese es el  mejor motivo para seguir luchando !

(Aprendiendo a caminar.)

©Hazel Castillo.




sábado, 15 de noviembre de 2014

Me gusta que me quiera señor
con palabras que nacen de su alma
y que con sus manos las escribe acariciando
mi corazón.
Me gusta que me quiera con el
sonido de su voz, 
cuando pronuncia mi nombre.
Me gusta que me quiera
cuando usted llega ,así de la nada
con sus versos y palabras de amor
y con ellos es capaz romper
la triste rutina de la cual
a veces soy víctima.
Me gusta que me quiera
cuando pinta en mis labios una sonrisa.
consecuencia de la suya
Me gusta que me quiera señor
con sus ganas
con sus sueños y deseos.
Quierame así señor, 
que me gusta que me quiera 
así como yo lo estoy 
queriendo a usted.

©Hazel Castillo.






jueves, 13 de noviembre de 2014

"Solo quisiera un ratito más
Un abrazo más
que me apriete fuerte,
un poquito más que aquel de ayer.
Solo quisiera una mirada más, 
para que a través de ella
yo pudiera ver y saber 
como hacer las cosas 
que no supe hacer 
y aún no sé.

Solo un ratito más...

Solo te pido un consejo más,
Uno más que me ayude a caminar
uno que por siempre deba recordar.

Solo te pido un ratito más

Solo te pido una caricia más
una platica mas... 
para saber qué camino tomar”.

(Aprendiendo a Caminar)

©Hazel Castillo.




miércoles, 12 de noviembre de 2014

No sé cuando me enamoré de ti,
ni cuanto te amo, 
porque no hay regla numérica 
que pueda medir todo el amor 
y la admiración que por ti siento. 

No sé que día pasó, 
Pero si sé el porqué… 

Por que llegaste de no sé donde
de no sé qué tiempo
con tu mochila llena de 
sueños rotos, 
de ilusiones perdidas,
y con el corazón en la mano.
Cansado de latir, 
cansado de dar y no recibir.
llegaste tímido
temeroso 
con tu sonrisa nerviosa
y yo al verte sonreír
supe que esa sonrisa
se convertiría en mi motivo.

Me enamoré de ti
porque el reloj se detuvo
justo en el momento
en el que nos miramos.
Porque te conocí 
siendo letras 
y hoy te amo
porque eres tu.
Porque me reconoces
y porque me reconozco
en ti.
Porque llegaste con la intención
de acariciarme el alma
y lo hiciste como jamás
nadie lo había hecho, 
porque tu corazón
susurro a mi oído
y me dijo “Quédate”,
porque me invitaste
a donde jamás nadie entró
porque me querías 
contigo,
y yo me quiero junto a ti.

Porque pusiste tu corazón
en mis manos
y con mi amor lo cubrí
y Dios como dueño 
de este amor
sopló vida en el
para amarte, para amarnos
como lo hemos hecho
hasta el día de hoy.

(Tan infinito como los instantes de mi Alma.)

©Hazel Castillo.




lunes, 10 de noviembre de 2014

Y pasan los días, 
tantas noches 
mirando tu fotografía, 
días enteros preguntándome 
como estarás, que será de ti?
Eres feliz?
sonreirás acaso?
me recordarás?

Aquí no ha pasado mucho desde que te marchaste.
El viento me sigue trayendo tu recuerdo
y al tocar mi piel, 
puedo recordar tus manos acariciándome
y la lluvia que me sigue a todas partes
nostálgica compañera de mis tardes
desde que no estas...

Yo soy la misma, nada ha cambiado en mi
la romántica, la de siempre, 
la que te sueña y te espera
Aquella que conoces como nadie
la que cierra los ojos 
y en voz baja eleva una plegaria a Dios
por ti
Yo sigo siendo aquella 
que siempre te ha querido descifrar
sigo siendo yo, pero hoy sin ti;
la misma que algún día de tu mano
quiso caminar...
Y tu mientras tanto
sigues navegando 
por mi piel, por mi pensamientos
paseándote por mis sueños
atentando contra mi razón.
Quiero que sepas que sigo aquí
que el reloj se detuvo 
aquella noche, que te alejaste
que sigo extrañándote, y amándote
amando la sencillez de tus palabras
que disipaban lo triste de mi rutina

Pasan los días y sigo aquí
tan lejos, y tan tuya...

(Aprendiendo a Caminar)

©Hazel Castillo.







domingo, 9 de noviembre de 2014

 Antonio Lobo escribió: “No es coraje, es elegancia. Quizá la elegancia es la forma suprema del coraje o el coraje es la forma suprema de elegancia”.


Hay personas que tienen en la piel un “no se que” algo que atrae que invita a quedarse, un aroma que desprenden de su forma de ser, una luz que viene de su interior, que los determina y los hace ser especiales, tienen en su mirada algo que nos hace dependientes y sonrisas que crean adicción.
— Hay personas que sencillamente nos enamoran el alma—  .

Te acercas a ellos y te das cuenta de su delicadeza, 
de lo especial de sus detalles,
de ese espíritu mágico con que se expresan, 
de esa magia cuando te miran, 
como te sientes cuando te hablan, 
guardan silencio y lo entiendes todo, 
sonríen y esa magia te recorre el cuerpo.
Estas personas atraen pero no provocan, 
esa naturalidad la tienen a flor de piel, 
los ves y solo puedes ver su esencia .
Sientes la belleza de su alma, 
el gusto por lo hermoso, 
su presencia cálida y
 lo reconfortante de su compañía.
No les interesa llamar la atención, 
anónimas siempre como en segundo plano, 
con una exquisita discreción.
Sin ser agresivos se mantienen siempre lejos de lo vulgar y lo soez.
Como todos,conocen sus fortalezas y debilidades, 
y son valientes escapando de lo mediocre
 y de lo falso cada vez que lo intuyen.
Tienen una elegancia innata; 
en sus palabras, en sus formas, en sus cosas,
el tiempo que regalan sea mucho o sea poco, 
es tiempo de calidad.
Tienen la capacidad de elegir cómo quieren ser, estar y vivir.
Estas personas son únicas, 
tienen una belleza vital 
porque sin ella no se mueve su alma.
Su carácter es distinto y su mundo interior
es inmensamente más valioso
su individualidad es más sólida, más fuerte
tienen un anhelo por vivir más intenso 
y una manera más apropiada  
de enfrentar las elecciones del dia a dia.

Como dijo Federico García Lorca:
“Hay almas a las que uno tiene ganas de asomarse como a una ventana llena de sol”


©Hazel Castillo.



sábado, 8 de noviembre de 2014

¿Cómo le dices quédate a alguien que no está?”
— Ezequiel Zabala U.


Tal vez nunca creerás lo que mucho que te amé
y lo mucho que aún palpitas en mi...
Quizá algún día lo puedas entender
o quizá una noche,
en aquella que fue nuestra fecha,
antes de dormir,
al cerrar los ojos me recuerdes.
Así como todos los días 
en cada instante 
te recuerdo yo a ti.
Quisiera que estuvieras aquí
que tomarás mis manos
y me ayudaras a entender;
lo que yo aun no entiendo…

Te marchaste...

Y te busco en lo que quedó de mi,
en las letras donde nos encontramos
en las sonrisas cómplices,en lo que fuimos,
en aquel nuestro mundo que yace ya vacío
sin tu risa, sin mi mirada, 
en los pedacitos que quedaron de ti
enterrados en mi corazón...

Y no te encuentro...

Pero te miro en todos lados,
en las miradas de aquellos
cuando me preguntan por ti.
Y te escucho,
cuando el viento trae a mi memoria
el susurro de tu voz 
en aquellos días que decías que me amabas.
Y te siento, siento tus manos
en noches frías como esta
cuando el miedo y la nostalgia 
se apoderan de mi,
y mis brazos se esfuerzan 
por tocarte, 
pero mis manos no te alcanzan…

Y las ganas de decirte quédate 
me llenan el corazón...pero
como decirte quédate, si ya no estás.

(Sin renuncia).

©Hazel Castillo.



viernes, 7 de noviembre de 2014

Los golpes de la vida no pueden acabar
con una persona cuyo espíritu se calienta con
el fuego del entusiasmo.
Norman Vincent Peale

A veces los tiempos no son fáciles, y vivir parece cuesta arriba, entre mas avanzamos mas lejos vemos la meta y ver el futuro se convierte en algo anhelado nada más,y rendirnos no es ni siquiera opción.
Y es que lo curioso es que hay algunos que se aferran a un No!,por una mínima llovizna... mientras otros luchamos por un Si! a pesar de la tormenta.
Algunos se dan por vencidos y se rinden a la mínima señal, mientras otros heridos, golpeados, con cicatrices en su corazón salen victoriosos y con una sonrisa.
Aunque a veces al abrir los ojos cada mañana vemos a nuestro alrededor que todo sigue “igual” no es así, algo esta cambiando, empiezas a darte cuenta y tomar conciencia del “No podrán conmigo”,esta situación no podrá tirarte abajo, independientemente cual sea, una cama en un hospital, una deuda, un corazón roto, un cuerpo que no responde, todo esta bajo la mirada de tu Creador.

Aprovecho mis letras para tratar de quitar el polvo a estas palabras“no podrán conmigo”.

Y levantarnos luego de un mes de infierno, de unos días, del tiempo que sea y decir gracias Dios estoy aquí, y tengo vida para luchar, quitarnos esa espina clavada por tanto tiempo y seguir adelante.

Alguien muy importante para mi me enseño, y me repetía todos los días :
“Vamos a rendirnos?” y yo decía cuesta y duele, y él me lo repetía vez tras vez hasta escuchar de mi: "No!, no voy a rendirme” entonces él me respondía: “Vamos con pasos lentos pero seguros”.
Y hoy a pesar de muchas cosas tengo ganas de no rendirme y sobre todo ganas de escribir sobre las ganas de luchar y vencer.

(Aprendiendo a caminar)

©Hazel Castillo.



miércoles, 5 de noviembre de 2014

No es el tiempo quien mide los afectos ,
sino la intensidad de lo vivido .
Hay quien nos deja huella para siempre ,
una huella profunda ,
de tierra y osamenta ,
de piedra bien labrada .
Y hay quien no deja nada
a pesar de los años ,
una huella indeleble
de agua y de hojas secas .
Hay quien nunca se marcha ,
habita en la memoria 
y ocupa los silencios .
Y hay quien jamás estuvo ,
ni siquiera en el tiempo de la lluvia .
Amar, haber amado ...
Ese es todo el misterio .
Y no se mide en tiempos ...
definitivamente
es cosa de saber
quién teje los recuerdos de una vida .
Hay quien siempre estará
y quien no estará nunca .
Así que no me digas
que de eso ya hace mucho ,
pues para mí fue ayer .
Noviembre te ha traído ,
y hoy vives en mis manos
con tu recuerdo indemne ...
Y no es cuestión de tiempo .

Marisa Peña .


“Sé fuerte para que nadie te derrote, noble para que nadie te humille y tú mismo para que nadie te olvide” 
Paulo Coelho


Y llegan días de muchas formas días fuertes y grandes 
como también días pequeños y frágiles, en esos días es cuando necesitamos sentirnos cuidados, protegidos.
Aprendí ( y sigo aprendiendo) 
que en esos días vengan como vengan tengo que tomar mi tiempo para reír aunque duela , para soñar aunque me asuste, para sentir y vivir que eso significa luchar por todo aquello que lo merece.
Aprendí ( y sigo aprendiendo) 
a regalarme experiencias de las que me llenen, de las que me quedan para siempre.
Aprendí ( y sigo aprendiendo) 
a no olvidar a las personas que se quedaron en los momentos difíciles, e intento que estén cerca y si estos se alejan tenerlos siempre cerca , aquí en mi corazón y dejar una puerta siempre abierta con un letrero: 
“Ven, entra y sonríe junto a mi”.
como también aquellas personas que me hicieron el momento difícil, porque también fueron necesarias en mi vida.
Jorge Luis Borges dijo: "Cada persona que pasa por nuestra vida es única, siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. 
Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada. Esta es la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad”
Aprendí (y sigo aprendiendo) 
que cuando mi corazón tenga días frágiles puedo llorar como cualquier persona lo hace.
Alguien dijo“No hay vida sin su cuota de sufrimiento” pero la diferencia es como interpreto ese sufrimiento.
Aprendí ( y sigo aprendiendo) que en mi días fuertes y grandes regalar una sonrisa aquellos que están donde estuve yo, porque una sonrisa puede cambiar un día frágil y convertirlo en un gran día.

Pero aprendí que cualquiera que sea el día, Dios tiene el control de todo.
Que El me da razones para vivir día a día, que me regala el aire que respiro y aunque los días sean pequeños o grandes, frágiles o fuertes El siempre permanece fiel.

(Aprendiendo a Caminar)

©Hazel Castillo.



miércoles, 17 de septiembre de 2014

... Yo que nunca supe 
lo que es recibir de manos de alguien 
una rosa, o un clavel 
vienes a mi tan caballero 
y me regalas tus letras
como quien regala 
un ramillete de rosas.
Y cada una de ellas 
con aroma a ti.
Y al leerlas, 
al tomarlas, 
siento como laten
en mis manos,
puedo sentir 
como cada una
toma vida.
Siento como entran en mi
envueltas en suspiros
y en cada punto 
y en cada coma
escucho tu alma
diciéndome aquello 
que siempre me haces sentir.
Y es que puedo sentirte 
aquí cerquita 
cuando en algún momento del día 
me brinca suavesito el corazón.
Entonces salgo al mundo
salgo a la vida 
y en todo estas tu, 
y escucho toda esta realidad 
hablándome de ti.
Y por esa razón 
desde aquí 
donde te escribo estas líneas 
puedo por fin mirar al futuro sin miedo, 
con certeza.
Y entonces yo 
que soy solo tinta y papel 
podría recitarte diez mil poemas
mientras te miro dormir
y versarte el alma cada mañana
como preludio de tu mejor melodía
-tu sonrisa.

Y en el pasado se queda lo que dolió. 

Hoy 
que tus dedos tienen vida propia
me regalas este ramillete de letras
y transformas 
un instante de tu alma
en el mejor regalo
que me da la vida.

(Tan infinito como los instantes de mi alma)


©Hazel Castillo.




¿Qué tal si deliramos por un ratito? 
¿Qué tal si clavamos los ojos más allá de la infamia para adivinar otro mundo posible? .

El aire estará limpio de todo veneno que no provenga de los miedos humanos y de las humanas pasiones .
En las calles los automóviles serán aplastados por los perros .
La gente no será manejada por el automóvil, ni será programada por el ordenador, ni será comprada por el supermercado, ni será tampoco mirada por el televisor.

El televisor dejará de ser el miembro más importante de la familia y será tratado como la plancha o el lavarropas .
Se incorporará a los códigos penales el delito de estupidez que cometen quienes viven por tener o por ganar, en vez de vivir por vivir no más, como canta el pájaro sin saber que canta y como juega el niño sin saber que juega .

En ningún país irán presos los muchachos que se nieguen a cumplir el servicio militar sino los que quieran cumplirlo .
Nadie vivirá para trabajar pero todos trabajaremos para vivir .
Los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo, ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas .

Los cocineros no creerán que a las langostas les encanta que las hiervan vivas .
Los historiadores no creerán que a los países les encanta ser invadidos .
Los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas .
La solemnidad se dejará de creer que es una virtud, y nadie nadie tomará en serio a nadie que no sea capaz de tomarse el pelo .

La muerte y el dinero perderán sus mágicos poderes y ni por defunción ni por fortuna se convertirá el canalla en virtuoso caballero .
La comida no será una mercancía ni la comunicación un negocio, porque la comida y la comunicación son derechos humanos .
Nadie morirá de hambre porque nadie morirá de indigestión .
Los niños de la calle no serán tratados como si fueran basura porque no habrá niños de la calle .

Los niños ricos no serán tratados como si fueran dinero porque no habrá niños ricos .
La educación no será el privilegio de quienes puedan pagarla y la policía no será la maldición de quienes no puedan comprarla .
La justicia y la libertad, hermanas siamesas, condenadas a vivir separadas, volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda .

La Iglesia también dictará otro mandamiento que se le había olvidado a Dios, "amarás a la Naturaleza de la que formas parte ".
Serán reforestados los desiertos del mundo y los desiertos del alma .
Los desesperados serán esperados y los perdidos serán encontrados porque ellos se desesperaron de tanto esperar y ellos se perdieron por tanto buscar .

Seremos compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de belleza y voluntad de justicia, hayan nacido cuando hayan nacido y hayan vivido donde hayan vivido, sin que importe ni un poquito las fronteras del mapa ni del tiempo .
Seremos imperfectos porque la perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los dioses .
Pero en este mundo, en este mundo chambón y jodido seremos capaces de vivir cada día como si fuera el primero y cada noche como si fuera la última .

Eduardo Galeano .


martes, 16 de septiembre de 2014

No te enamoraste de un poeta, mucho menos de un escritor.
Te enamoraste de mí, para suerte mía, simple mortal, para muerte de otros, porque así ya estaba escrito y dentro de lo visto, no había nadie mejor.
Y ahí estas llena de sueños, de este ogro a tu servicio, con mi pelo largo y carácter disonante, tan común y corriente me hice inquilino de tu mente. Tú, dueña de los (in)versos que nadie conoce, como de lo que (d) escribo que nadie ha leído, mucho más que eso es lo que este tipo te ofrece, aún más allá y sin alcanzar lo que realmente mereces.
Con un pie en la tierra y una mano en el cielo, hago crecer firmes las raíces de este amor bajo suelo para que encuentres entre nubes lo que nutra el vuelo.
Amarte es mi arte ¡que trillado suena amarte! ¡Qué repetido suena arte!
¿Qué voy a escribirte yo que este a la altura de en la inmortalidad tatuarte?
Te enamoraste del menos pensado allí donde abundaban ilustres trovadores, te fijaste del mas desapercibido allí donde rogaban tu atención "comprometidos” juglares.
No te inventare cuentos, mi princesa  de realeza rasgada, de cicatrices, heridas, esfuerzo y manos cansadas, no a ti, reina de todo lo sublime que florece cuando pasas, sirvienta de la justicia y de lo que ignoran y no tienen conciencia las musas que viven en altares.
Serás el personaje principal de esta mi realidad, protagonista de mi presente y todo aquello por soñar. No te escribiré historias mientras la vida escribe la nuestra mejor que cualquiera, capítulos de 24 hrs que se inscriben en las hojas de nuestra memoria. Te haré soñar lo realizable, pondré en tus manos lo alcanzable ¿Para qué llenarte de ilusiones que te suspendan en el aire? de promesas vacías y relatos que terminen en decepción y fraude.
Tú sabes que te escribo cuando te hablo al oído, que te verso cuando tu mirada puesta en mis ojos y tus labios posados en los míos dejan mudo, cualquier momento en que tú y yo nos hacemos uno.
Cada día junto a ti queda tatuado en nuestro propio poemario, donde la vida es la inspiración y el amor el trovador y nosotros su excelsa obra. Aquí no hace falta lo rebuscado para que suene culto y sofisticado, si la belleza de lo simple toca más tu corazón enamorado. Heme aquí como la inadmisible imitación de pseudopoeta que no escribe en bellas prosas, pero con sus labios recita sobre tu piel lo que ningún otro escritor ni parecido podrá.
Yo te daré lo más valioso que tengo, más legible que este pedazo de texto.
Yo te daré mi vida y  para eso siempre serás mi argumento, siempre serás mi pretexto.

Ale.G.





lunes, 15 de septiembre de 2014

Vienes, apareces y te instalas 
en lo más débil de mi interior
tratando de atacar lo más fuerte
en mi corazón.
Como personaje antagónico en mi vida
me inquietas, y la ansiedad me consume
conviertes mi corazón 
en una máquina a presión 
y lo imposibilitas 
a funcionar correctamente.
Cuando me preguntan por ti
se me hace imposible siquiera mencionarte
no logro describirte, 
sin sentir que se me estremecen las entrañas
Te arrastras desde mi pasado
e intentas dañar mi presente
Acaso no hiciste suficiente daño ya?
Acaso el daño que haces allá afuera
no es suficiente para ti?
Te presentas de tantas de maneras
seduciendo las mentes de muchos
atando sus manos
amordazando sus bocas
endureciendo su corazón
lacerando sus almas.

Muchos te dan el poder
y ganas la batalla,
mientras otros luchamos contra ti
con todas nuestras fuerzas
llevando ante el Ser Supremo
tu nombre, lo que representas,
y en una lucha cuerpo a cuerpo
sales vencido
y El resulta siempre vencedor.

Hoy me dueles 
y me lastimas
pero no me matas
como lo hiciste 
aquella última vez
no tienes el poder
porque ya no soy la misma
porque no lucho sola
contra ti
porque lastimas mi mente
mas no mi corazón.

Porque simplemente 
No existes.

Hazel Castillo.


Mandela dijo:
"Aprendí que el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es quien no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo"



jueves, 11 de septiembre de 2014

Alguien un día me dijo que los amigos de verdad, 
son los que quedan a nuestro lado en tiempos de dificultad,
cuando todos se van.

Esos personajes necesarios que entran a nuestra vida de puntitas, 
pero llegan a nuestra alma con tal fuerza, 
que sentimos el aliento que nos dejan a su paso.
Esas almas anónimas que respetan en silencio nuestro silencio 
o se sientan a nuestro lado...solo a escuchar. 
Pero siempre están ahí.
Cuando la pena llega a nuestra vida vestida de luto 
o disfrazada de despedida, 
o cuando quizá nuestro corazón se viste de distancia, 
ellos permanecen a nuestro lado.
Cuando es un amigo de verdad, demuestra su valía, 
no nos juzga, nos ayuda, nos enseña, 
abraza nuestro dolor, 
y seca nuestras lágrimas.
Yo quiero!
Yo quiero estar ahí cuando un corazón herido lo necesita
cuando un hombre, una mujer o tal vez un niño 
extienda su mano
que pueda tocar la mía, 
que a través de mi 
pueda sentir la bendición 
que yo he sentido al tener manos extendidas 
cuando lo he necesitado.
Pero sobre todo que sientan y vean a través de mi
lo que Dios hace en mi.

Y a ti te doy gracias, 
porque hoy que necesito una mano
tengo la tuya 
porque siempre has estado a mi lado
acompañándome en momentos difíciles
cuando nadie ha estado, 
tus manos extendidas
han estado siempre para mi.
Estuviste al lado mi cama
cuando todo estaba oscuro
y los recuerdos me abandonaron.
Gracias 
porque cada día me demuestras 
que no debo perder la fe en aquello
que siempre he defendido,
— En la sinceridad, en la lealtad
en la seguridad de un abrazo, 
en el valor de una sonrisa.

Decía Machado: “Que es difícil estar a la altura de las circunstancias… pero mucho más difícil es aceptar que uno, sencillamente, no siempre consigue estarlo”
Pero tu siempre has estado conmigo en toda circunstancia, 
solo siendo Tú

©Hazel Castillo.



miércoles, 10 de septiembre de 2014

Me lance desde una nube un buen día para poder estar cerca de ti, caí sobre tu hombro y me quede ahí, escondido mientras observaba que dejas huellas enormes en tu caminar donde otros caen en un abismo cuando tratan de seguirte.
Mi amada giganta, tu majestuosidad no cabe en mis pupilas y tu grandeza se nota a leguas.Tu presencia es solo una vasta parte de lo que se esconde en ti. Y como una aurora boreal son el brillo de tus ojos, el sol se esconde tras de ti porque sabe que su resplandor se manifiesta mejor a través de tu sonrisa, mi bella giganta, desde los 4 puntos cardinales se evidencia la luz que alguna vez quisieron apagar, pero tu llama por tenue, jamás se extingue. Las dimensiones de tu corazón no soportan forma de medida alguna, la altura de tu nobleza le hace sombra a cualquier egoísmo que ose enfrentarte y la profundidad de tu amor deshace cualquier argumento que atente  contra la vida y dignidad de cualquiera.
Tu coraje no se somete a  límite alguno, ni tu fortaleza reconoce márgenes a los cuales obedecer, no hay dolor que te disminuya, ni sufrimiento que te minimice y es que todo, todo te hace crecer un poco más.
Tu que miras desde arriba y no te es ajena la desdicha humana, hay más lágrimas en ti que en los que se jactan de su propia bondad. Yo estiro mis manos para acariciar tus mejillas y secar con mis dedos tu impotencia, brinco para arrimarme a ti y uso de zancos lo que siento, te abro mis brazos aunque sé que no podrán contener la inmensidad de lo que eres. Sé que estás ahí bordeando lo celestial sin necesidad de alas prestadas, mientras siembras en lo terrenal las semillas que germinan tu esencia. Llévame contigo en el bolsillo izquierdo que se amolda a tu pecho mi hermosa giganta, y lanzare a tierra a los duendes que te arañan queriendo treparte, haré guardia en tus oídos para detener toda palabra venenosa que quiera hacerte caer y doblegarte, viajare hacia tu interior y remendare con mi vida las heridas que traes a cuestas, cortare uno a uno los lienzos de quienes han querido sujetarte y someterte a su voluntad y con mi alma coceré los surcos donde el ayer  erosiono la tuya, con tal de que me dejes dormir en el hueco que se forma entre tus labios.

Ale.G




Y entonces la tristeza me invadió, 
el miedo me invadió,
me invadieron las lágrimas
y me sentí perdida…
Entonces el dolor se apodero de mi
y en medio de todo 
aun sabiendo 
que siempre estás conmigo...
te buscaba…
(...)
Cometí el error de llenarme
de preguntas 
sabiendo que la respuesta
era solo una
—Confiar.
Me invadió la tristeza
esa que duele,
que te estremece
que la sientes 
desde las entrañas,
esa tristeza
en la que sólo
quería dejarme caer
donde el brillo
del sol dolía
y el frío de la noche 
me quemaba
No quería, 
no podía ver nada más
y entre la espada y la pared
me encontré,
sin descanso
y entre insomnios,  
mientras el miedo me consumía
las lágrimas 
mojaron mi alma
y empañaron mi mirada
y no podía ver
que lo único 
que tenía que hacer
era 
—Confiar.
Y entre tanta incertidumbre
mientras mi corazón gritaba
el dolor que ya no soportaba
Hablaste mas fuerte 
que mi dolor
me tomaste en tus brazos 
y secaste mi alma
secaste mis lágrimas
y me dijiste al oído
—Confía que Yo estoy
contigo.
(...)
Y junto a Él,
tú a mi lado, 
gigante chiquito
tomando mi mano
como antes 
como siempre
como hoy
abrazaste mi corazón
dolido
y los tuyos contigo,
conmigo
y los míos contigo
no se que suceda mañana
pero
hoy solo
Confiamos!.

©Hazel Castillo.

(Porque en mi debilidad, me fortaleces y me sostienes.)

viernes, 29 de agosto de 2014

Aquella mujer de otro tiempo, de esas que son demasiado complicadas, de las que huyen
por miedo a entregarlo todo, de esas que se van y que cuesta volver a ver.
Aquella mujer ante muchos fría.
Ella es de esas personas que caminan absorbiendo la luz de la tierra, el sonido del campo, que respira despacio, que saborea aromas en el aire y que dosifica las palabras, de esas que se refugian en el silencio.
Ella comprendía mejor que nadie que la respuesta a la vida es sin enfrentamientos, sin levantar la voz, ignorando resentimientos, y con oídos sordos.
Nunca a nadie le demostró como en su mirada llovía, y como detrás de su sonrisa se libraba una tormenta interior.
Y pocos saben que había noches en las que lo único que ella quería era solo un abrazo suyo.
Ama con el alma ,con las fuerzas de su corazón, y es que en su mirada refleja lo que siente lo que vive, lo que sueña y lo que anhela.
Lejana para muchos, distante para otros, a veces…
desconocida para sí misma.
Viviendo entre situaciones que la dejan un poco perdida, de esas que no sabes si avanzar o quedar petrificada.
Lo que muchos no saben es que ella lucha y luchó sola en silencio, y que esa lucha fue constante mientras él la tomaba de su mano.
El despertó algo en ella y la transformó, la convirtió en una mejor versión de sí misma.
Lo que muchos no saben es que ella le regalo un pedacito de su alma, de su tiempo, de su fe, ella le hizo un regalo de esos que no caducan, de esos regalos que son para toda la vida, de esos en lo que no se admiten devoluciones.
En algún tiempo ella era esa mujer que absorvía la energía de su entorno, que con solo una sonrisa regalaba vida en lo que duraba un suspiro.
Lo que muchos no saben es que esa sonrisa y esa energía nunca le fue fácil de conseguir, se mantenía firme llena de promesas viejas y cuando las vio frente a sus ojos diluirse no tuvo más que volverse a refugiar en el silencio.
Para muchos ella era todo.
Aunque lo que muchos no saben era que ella se sentía nada.
Pasa sus días,evadiendo preguntas, con oídos sordos, con su cabeza baja y escondida en su silencio.
Lo que muchos no saben es que siempre está mirando hacia adelante, con su corazón lleno de certezas, con el nombre de él tatuado en su alma.
Aquella mujer de otro tiempo, se sienta a disfrutar los que sonríen frente a ella, a aplaudir a los que ama, a vivir despacio, sin prisas.
Lo que muchos no saben es que aquella mujer siente tanto, mientras nadie sabe nada.

©Hazel Castillo.








Como quisiera hoy
que me abrazaras, 
cerrar mis ojos 
y sentir tus brazos rodeándome,
y poder sentir tu calor,
abrázame 
como si hubiera pasado el tiempo sin verme
y hoy me tuvieras frente a ti,
y me echarás de menos.
Si tu supieras 
cuanto necesito ese abrazo 
como si hoy fuese ese día 
que llevamos esperando
por mucho tiempo.
Quisiera que me abrazaras
como si no quisieras que me fuera nunca más,
como si los relojes y la distancia
no existieran,
como si quisieras 
pasar el resto de tu vida junto a mi
y todo dependiera de tu abrazo.
Abrázame por favor 
con todas tus fuerzas, 
como si con tu fuerza, 
quitaras de mi este dolor 
que me consume por dentro. 
Abrázame por favor,
como si pudiera con tu respiración 
recargar mi corazón ya sin fuerzas.
Como quisiera 
que vinieras 
y me abrazaras, 
como si fuera una despedida 
después de un primer beso.
Abrázame hoy te lo pido 
como aquella noche que tenía miedo 
y tus brazos me envolvieron.
Necesito un abrazo, 
como si fuéramos los únicos en este mundo, 
como si el mundo allá afuera no existiera.
Necesito hoy tu abrazo, 
como tantas veces me abrazaste 
y me consolaste, 
ese abrazo,
en el que me demostrabas cuanto yo te importaba.

Hoy necesito que me abraces
fuerte, único, como si temieras perderme.
Abrázame por favor que hoy duele
como si fuera mi ultimo abrazo
como si tu con tu abrazo fueras
mi rescate.

©Hazel Castillo.






miércoles, 27 de agosto de 2014

Escribo mis letras con el mismo amor 
con el que me acaricia tu mirada, 
con la misma pasión con la que te pienso.
Escribo con la misma ternura
con la que me sonríes,
esperando que cada letra
llegue a tu corazón
con la misma calma
con la que el tiempo
sana un corazón herido.
Y es que cuando escribo
te pienso,te vivo,
como se piensa en una tarde de invierno.
Por eso escribo,
y te describo
para poder tocarte,
para sentir tu calor, 
y no sentir este frío 
que a veces me consume.
Porque a través de mis letras 
extiendo mis brazos
y te abrazo, 
y sé  
que este abrazo es eterno
con la misma certeza 
que no creo
en la caducidad de los sueños.
Por eso escribo, 
porque te escucho al leerme
como quien escucha el destino,
entonces la vida 
se me cuela por la comas y los puntos
y soy feliz sabiendo que me amas, 
y entendiendo que yo te amo.

Entonces 
me quedo tranquila
sabiendo que volveré a escribir
y tú volverás a leerme
y yo volveré a sentirte
a vivirte,
porque cuando tu me lees 
yo te escucho 
entonces la vida 
me sabe a todo,
aunque cuando estoy contigo
y te vas
 la vida se me hace nada.

(Tan infinito como los instantes de mi alma.)

©Hazel Castillo.



lunes, 25 de agosto de 2014

A ti que habitas en esa tierra lejana.
A ti que con todo mi corazón te escribo,
a ti que llegaste a alumbrar mis noches y mis días 
con la luz tu sonrisa, 
que llegaste a mi vida a dar calor.
A ti que te vivo, mientras nos construimos,
a ti que cada día me enseñas,
porque cuando estoy contigo 
me doy cuenta que soy solo una aprendiz;
yo que pensaba saberlo todo.

A ti que el mundo no fue fácil,
y que te abriste paso en aquella noche oscura, 
sin aspavientos, en silencio,
que en algún invierno rezagado te llovieron las tristezas
y luego te levantaste y recogiste triunfos.
A ti 
que mi patria son tus brazos
y mi corazón es tu bandera
que mi hogar es tu mirada, 
y tus caricias la certeza dónde dejo mis temores
A ti,
este día especial, 
te envío una nube 
hecha con los besos que no te he dado
una brisa de suspiros
y una lluvia de “te quieros”
que te inunden el alma.
Hoy
mi pensamiento como un ave llega hasta ti
esperando ver el futuro uno de estos días
y tendremos en nuestras manos la esperanza
esa que un día se ausentó,
y toda distancia dejara de doler.
Entonces todo tendrá sentido,
cuando llegue el día y tu despiertes a mi lado.

Hoy es un día especial
y agradezco a Dios por eso,
por permitirme estar aquí
sosteniendo tu mano,
 mientras El sostiene las nuestras.

Hazel Castillo.


martes, 19 de agosto de 2014

¡Abrázame! amigo mío.
Que la tristeza
me va invadiendo el alma
al ver tanta injusticia
sembrada por el mundo.
Espero me rescates de tanta tropelía,
de lo injusto y obsceno,
que una enorme amargura
me llega hasta los huesos
de forma inexorable,
infligiendo su daño
mientras que los traidores
van construyendo tanques
y nuevos armamentos,
y se extiende el oprobio
como un estercolero
de muchos miserables.
¿Quién lavará la sangre
de tantos inocentes?
¿Quién parará las manos
que matan por placer?
¿Quién limpiará la mancha
que deja la calumnia,
que gentes inhumanas
con sus sucias mentiras
van extendiendo el cieno
de su maldad cruel?
¿Cuándo se acabará
la vil explotación
de abusos deshonestos
a indefensas criaturas
matando su candor?
El transcurrir del tiempo
no borra mi ansiedad
y me siento dolida
por tanta insensatez.
¡Abrázame!
Que se calme mi angustia
y la pena mitigue
¡Que sienta algo de amor!
de esa amistad sincera
que a veces prodigamos
sin ningún interés.
¡Dame tu mano amigo,
no me dejes caer!
¡Abrázame!

Ofelia Parrón Céspedes.


lunes, 18 de agosto de 2014

Pequeño niño, que triste te puedo ver
cuando te quitan la sonrisa y roban tu infancia.
Siento la pena que llena tu alma,
y mirándote a ti
pienso cuantos como tu malviven 
en lugares sucios, olvidados por el mundo,
entre lágrimas, miseria y tanto dolor.

¡Que mal repartido está todo esto!

Aquel que vive en una mansión 
y te mira de reojo
como quien mira un pecado, 
cuidando como se cuida la vida
sus riquezas,
y tú pequeño niño
y muchos como tú
no llegan a tener ni lo necesario.
Así tan pequeño, tan ingenuo
con tan poco, tan sin nada
eres más feliz que muchos grandes
que lo tienen todo.
A ti nadie te pone obstáculos, 
y a pesar de la mísera condición 
de vida que aquellos te dejan
no amargan tu existir.
Pequeño niño, como tú muchos
que sufren y nunca dejan de soñar
con juguetes lindos
 y avioncitos de colores,
no piden sólo sueñan 
con su plato de comida
y un corazón que de vez en cuando
les acaricie el alma 
y porque no? 
un beso
que les haga una cosquilla en su mejilla.
Yo me indigno por las injusticias 
que hacen los hombres contra los hombres
porque no hay más víctima que tú pequeño niño
y muchos como tú.
Pobres de aquellos
que se creen poderosos
frente a pequeños
que no entienden ni el porqué 
de tanta falta de cordura.
Que Dios ponga en tu camino pequeño niño 
un hombre honesto, 
que puedas seguir sus pasos
que te enseñe sobre el bien y el mal.
Pequeño niño,
con todo mi respeto hacia a ti,
y de rodillas ante Dios ruego a El por ti
y a ti te pido por favor, 
nunca pierdas tu inocencia
y menos tu valentía.

©Hazel Castillo.



Quién pudiera, Federico,
subir hasta el firmamento
para coger una estrella,
ponerla sobre un altar 
y recitarle tus versos;
conversaría con ella 
de tu gracia y tu talento.
¡Ay Federico García!
Quisieron callar tu voz
y maltrataron tu cuerpo
y te quitaron la vida
entre tanto sufrimiento.
Lloraba el Darro en su cause
y el Genil lo consolaba
y media España sufriendo
porque todo lo arrasaban.
Nos hablarán tus escritos
siempre a través de los tiempos;
te sigue admirando el mundo
por tu Obra y gran talento.
¡Oh si a la vida volvieras
como rosa o pensamiento,
o música celestial
sonando a los cuatro vientos! 

Ofelia Parrón Céspedes.

78 aniversario de la muerte de Federico García Lorca.



domingo, 17 de agosto de 2014

A ti que eres mi rescate
que te conviertes en el que me salva a diario
en mi héroe contra la rutina,
un soldado de lo sencillo
antes de todo mi amigo.
Mi antes y después,
el escudo donde dejo mis temores. 
Tú que sostienes mis manos
entre tus manos fuertes y tu corazón valiente
y haces pedazos toda mi cobardía.
me dices ven,así,sencillo, 
sin falsas adulaciones,sin orgullo
más allá de las letras, sin versos
ni rimas, ni palabras huecas
que cualquiera pudiera decir.
Tu mi motor 
que me arrastras lejos de esta rutina, 
de esta soledad 
que a veces se me convierte en hábito.
Tú el refugio en el que habito.
Tú que me ayudas a limpiar 
el polvo de los recuerdos gastados,
que me ayudas a sembrar en tierra estéril
Tú que me acompañas en mis derrotas
y celebras junto a mi cada victoria, 
que me das tu hombro para apoyar
mi frágil valentía.
Tú que me abrazas
cuando me encuentro caída,
que me levantas y tomas mi mano 
y caminas junto a mi
(...)
Y no me importa mostrarme débil 
mientras escribo estas líneas, 
total fuerte nunca lo he sido,
y es que junto a ti 
no hay tristeza que me venza, 
ni pasado que quiera recordar,
si tu, eres mi recuerdo constante y presente.
A ti que llegaste a escribir tu nombre 
en todos mis puntos suspensivos
dándole a todos ellos un final feliz.

©Hazel Castillo.








sábado, 16 de agosto de 2014

Ten cuidado con las palabras,
incluso con aquellas milagrosas.
Para las milagrosas hacemos lo mejor posible,
a veces se enjambran como insectos
y dejan no una picadura sino un beso.
Pueden ser tan buenas como los dedos.
Pueden ser tan confiables como la roca
sobre la que apoyas tu trasero.
Pero también pueden ser tanto margaritas como moratones.
-
Aún así, estoy enamorada de las palabras.
Son palomas que caen del techo.
Son seis naranjas sagradas posadas en mi regazo.
Son los árboles, las piernas del verano,
y el sol, su apasionado rostro.
-
Aún así, me fallan a menudo.
Tengo tanto de lo que quiero decir,
tantas historias, imágenes, proverbios, etc.
Pero las palabras no son lo suficientemente buenas,
las equivocadas me besan.
A veces vuelo como un águila,
pero con las alas de un gorrión.
-
Pero intento tener cuidado
y de ser suave con ellas.
Las palabras y los huevos deben ser tratados con cuidado.
Una vez rotos,
son cosas imposibles de reparar.

Anne Sexton.


viernes, 15 de agosto de 2014

Dime Luna
tú que estás allá, 
tú que lo acompañas todas las noches
tan imponente 
tan señora
tú que miras el mundo, 
tú que lo miras todo
lo miras acaso a él?
cuéntame señora,
lo acompañas en sus noches frías?
ha llorado junto a ti?
Luna,
mi señora de la noche
tu que siempre estas ahí
siendo testigo de sus miradas
de sus deseos, 
tú que guardas sus secretos
tú que lo sabes todo 
y guardas silencio
cómplice
de tantas lágrimas
pregúntale tú, si es feliz.
Luna,
tu que eres amiga del viento
dile por favor que cuando 
su brisa acaricie su rostro 
lo abraze de mi parte
y que se lleve lejos toda tristeza, 
que seque toda lágrima
y que le susurre al oído 
cuanto lo extraño.
Luna,
esta noche aquí
mientras
te cuento de mis secretos,
mis anhelos, de mis sueños,
esta noche, 
que secas mis lágrimas
asómate a su ventana 
y dile que desde aquí
te miro 
que busco en tu brillo 
la luz 
de su sonrisa.
Luna ...
Acompáñalo esta hermosa noche.

Gracias Luna.

Ey luna!
...que envidia que me das.

(Tan infinito como los instantes de mi alma.)

©Hazel Castillo.





jueves, 14 de agosto de 2014

Que no me encuentre sucia y derrotada,
que me sangren las encías
y los poemas escuálidos.

Que me sangren las cuencas de los ojos,
y los versos me atornillen el corazón,
al lado izquierdo del cuerpo ,
que mis dientes mastiquen despacio
todo este silencio,
que el silencio no me sangre

Que me sangre la palabra,
que resbale en hilos rojos
por mis brazos y mis piernas,
que resbale la palabra

Que la poesía me duela
para no dolerte más,
que me duela y me sangre
para no dolerme,
que forme una parábola
entre tu boca y mi boca

Que no venga la poesía a salvarme
que no venga.

Eva R. Picazo .