lunes, 21 de octubre de 2013

Mi cama es de madera y cruje bajo el peso del amor jadeante, pero mi cama es un barco inmóvil que me lleva a donde quiero ir. Carga mi soledad mejor que yo mismo y conoce mis sueños y se compadece de mí. Mi cama es casi una nube, es una alfombra para las pisadas de mi corazón...

Jaime Sabines.