martes, 29 de octubre de 2013

“ ¡Acaríciame el alma con tus letras!
Tus caricias encienden mi cuerpo, pero tus caricias textuales le dan, ¿cómo te explico? Una tibieza a mi alma, una sensación de paz, yo te preguntaba ¿por qué yo? Bueno pues leerte me hace recordar, “porque tú.”

Ciria .