Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 23 de marzo de 2015

Si yo fuera escritora,
escribiría por necesidad de sentir cada letra, por locura,por pasión, por justicia.
Escribiría para calmar la guerrera que habita dentro de mi,que siempre me lleva a matar los gigantes de la injusticia, del hambre y la sed de muchos.
Escribiría por darle voz a esos mudos, amordazados por la desigualdad de una sociedad clasista, para quitar la venda de los ojos de aquellos al "poder" y regalares un poquito de objetividad y de justicia,
escribiría para vencer el gigante del miedo, del favoritismo sin importar su raza, su color o condición…

— Escribiría porque necesito gritar!

Escribiría para calmar el dolor de la madre que llora por su hijo muerto,
escribiría para crearle una realidad paralela y que su llanto merme aunque sea poquito.
Si yo fuera escritora, escribiría para calmar mi dolor que a veces por tanto, se me imposibilita todo.

Escribiría para parir todo esto que llevo dentro, durante tanto tiempo y traer al mundo un poco ecuanimidad y equidad.

— Escribiría para romper cadenas y quitar frenos!

Si fuera escritora, escribiría para recuperar lo que nos fue arrebatado; la credibilidad y la seguridad
y volver a encontrar la belleza de las cosas y ponerle un poquito de sabor a los momentos amargos.
Escribiría para hacer cada instante eterno, para valorar sonrisas y acortar distancias, escribiría porque hoy somos y tenemos, pero mañana en un instante puede cambiar todo.

Si fuera escritora escribiría para dar mi mano a los que buscan y orientar a los que tienen,
para ayudar a los que quieren aprender y enseñar a los que lo “saben todo”.
Escribiría para hacer un camino justo para niños y ancianos, para dar fuerza y fortaleza a los jóvenes que apenas empiezan.

Si yo fuera escritora, escribiría con respeto a los que merecen mi respeto, porque las letras no siempre nacen con prudencia ni cordura, escribiría a los que tienen una conciencia chueca y gastada, les escribiría hasta revolverles las entrañas.

— Escribiría para dar valor a mis principios!

Si fuera escritora, escribiría porque sé que las letras crean pensamientos,
porque estoy segura que las palabras cambian vidas.


Si yo fuera escritora, escribiría sin temor al juicio y a la condena,
porque no estoy sujeta a la critica de muchos y a las ataduras morales de los inmorales.
Escribiría sin métricas ni rimas, porque mis letras las escribo con recuerdos, con lagrimas,con risas, y con la experiencia de una vida rasgada.

— Escribiría para darle vida a la vida!

( Sin renuncia).

©Hazel Castillo.







sábado, 21 de marzo de 2015

Pasamos la infancia tratando de encajar lo mas posible, lo suficiente como para no llamar la atención, para no ser blanco de las miradas crueles de aquellos que nos miran “diferente”.
Ocultamos nuestras diferencias, eso que nos hace únicos y que muchas veces pensamos que nos excluye del perfil de “normal”.
Cuando niños, ser “diferente” es llevar una gigante cruz, es ser presa del vacio y caer,es una carga pesada que sobrellevar con el sello que nos dice que no somos como los demás...es eso que los otros interpretan como que nos merecemos siempre estar solos y aparte del resto.
Todos saben lo que somos, que tenemos una forma de pensar diferente, que aportamos ideas diferentes, que nos vestimos diferente, que no tenemos los recursos económicos que otros, que somos muy bajos o muy altos, muy gordos o muy flacos, que a veces tenemos menos fuerza que los demás, siempre algo hay o algo falta pero nunca pasamos su prueba, porque nos salimos del “molde” que se supondría todos tienen.

Sentir que no encajamos es tan doloroso como el vivir dominados, cautivos, ocultándonos de los demás y aún de nosotros mismos, tratamos de no mirarnos en un espejo, o pasamos mucho tiempo frente a él, queriendo ocultar aquello que a veces, ni nosotros mismos aceptamos.
Ser niño; la niñez es un trozo de vida largo… a veces cruel para aquellos que no nos gusta seguir el resto, a esos a los que de primer momento, no les somos de buen “parecer” — en ningún sentido.
Cuando tenemos que esforzarnos el doble por llegar a la meta, habiendo tenido que luchar por un cupo en la linea de salida. 
Aprendemos a no ser notados, y suplicamos la ley de la invisibilidad, y desearíamos ser lo más “normal” posible.
Nos da miedo ser “diferentes” por eso nos alejamos del resto y quedamos solos.

Llegamos al “maravilloso mundo adulto” y queremos seguir escondiéndonos de los espejos, buscando miradas de aprobación y aun sin valorar lo que realmente somos,sin darnos cuenta que nuestro interior podría dejar huella en los demás.

Y es que en este mundo lo raro es un don y nuestra locura es un reto, aquel que lucho por una cupo en la linea de salida hoy es un atleta con un gran mensaje de superación, aquel que bajaba su cabeza para no ser notado, hoy motiva con sus letras a aquellos que no se animan a intentarlo, aquel que era el loco solitario hoy salva vidas en un hospital...

Todavía hoy hay quienes defendemos quienes defendemos nuestras diferencias, a pesar de no “encajar” porque no queremos decir NO a lo que somos a lo que nos define.
Todavía hoy hay quienes nutrimos nuestras rarezas y tratamos de gritar inconformidades con nuestros talentos y así las convertimos en nuestras herramientas, en silencio, sin hacer estruendo, anónimos, sin querer recibir fama ni gloria, pero contentos y satisfechos, porque lo que antes nos excluía hoy nos hace extraordinarios.

Yo no quiero ser normal, nunca lo fui, siempre hubo algo que me hacia diferente a los otros, en diferente etapas de mi vida hasta el día de hoy.
—Y amo mi rareza, desde niña lo aprendí y hoy lo valoro.

Aún hay personas por ahí, que tratan a toda costa de “encajar” y no se dan el tiempo de saber o entender que el mundo puede ser mejor por causa de nuestras rarezas, de ser diferentes.  
— Estoy segura. 
Amemos lo que somos,altos bajos, gordos, flacos, fuertes o débiles, ricos o pobres por que solo así podremos crear un mundo donde encajar.


( Sin renuncia).

©Hazel Castillo.





viernes, 6 de marzo de 2015

A veces puedo, 
aunque continuar se me haga imposible, 
porque existes, y aunque no estés cerca, estás.

Porque tu respirar me calma pero al mismo tiempo me inquieta.
Porque vivo con la certeza que cada paso me llevará a tu alma, 
entonces continúo y sonrió a la vida y agradezco tu existencia.
Y nunca me canso de esperar...

-Es una promesa-

A veces me levanto 
porque sé que allí te levantas tú, 
porque aunque no te vea, me alcanzas,
porque mientras me busco te encuentro. 
Porque le temo a la oscuridad de la noche y a las tardes de los domingos, 
entonces siento que vienes y me tomas 
y me sujetas fuerte contra tu pecho,
y me aferro a tu mano y el miedo se va.
Mi mundo es pequeño, 
pero tus gigantes palabras de aliento caben perfecto en el.
Porque dentro de ti está mi cielo oculto, 
porque a veces me sumerjo en mis temores 
y me pides que dé un paso al vacío, 
pero tu me sujetas con tus manos tibias, 
Y nunca te cansas de hacerme feliz.

A veces puedo, 
porque crees en mi y tu sabes que puedo, 
porque están tus manos en mi espalda
y me sostienes.
Porque acaricias mis alas e impulsas mi vuelo.
Porque a tu lado no se siente el frío 
y de tu mano el camino no es tan largo.
A veces puedo 
porque el tiempo se hace eterno cada instante que veo, 
y puedo tatuar tu sonrisa en mi pupila, 
y en mi memoria fotografiar tus miradas sinceras. 
Porque sé que dentro ti guardas tu esencia de niño 
y entre mas sonríes, mas llora el niño 
por eso sé que me necesitas 
como yo te necesito a ti.
A veces puedo 
porque la música en mi cabeza me invita a bailar aun en el silencio, 
de una habitación vacía.
Porque a pesar del muro que me rodea y que intenta encarcelarme, 
soy libre por Su Amor nos hizo libres, 
porque atada a ti soy libre, 
porque tomada de tu mano mueves el mundo 
y porque aquello que palpita en mis manos me dice que puedo,
Por eso no me canso de intentarlo.

Porque aunque mis pasos hoy son cortos y lentos 
mis ganas son enormes.
Porque si hay que continuar;continuo junto a ti, 
si es preciso detenerse y descansar; descansa en mi regazo, 
y cuando haya que retomar el camino, continuaré de tu mano. 
Porque si se presentan obstáculos miraremos hacia adelante, 
porque si hay camino caminaremos 
y si no lo hay lo inventaremos.

Porque a pesar de todo junto a ti...siempre puedo.

( Sin renuncia)

©Hazel Castillo.



martes, 17 de febrero de 2015

Ahora que el viento sopla muy fuerte … me detengo, levanto un muro y me coso las costuras del alma, para que no se me escape en alguna lágrima…
Cierro ventanas y puertas, y me quedo callada, inmóvil en una esquina de mi habitación, me escondo, total afuera nada puedo hacer…

Lo que tenga que pasar, que pase…

Mi abuelo decía:
“Que lo que no busco siempre llega, aunque lo esquive, viene desde la montaña, cruza ríos,
y tocará a mi puerta” .
Bueno o malo, no lo sé, hasta que no llegue y me sumerja del todo no lo sabré.
Si puedo sacar la cabeza y respirar, podré ver la dirección que debo seguir…
Entonces podré saber si me derrumba o me edifica, hasta no tocar mis mejillas, no sabré si lloraré o reiré con aquello.
Es mi destino y ya esta escrito…
sin embargo es un cruce, un camino que me atrae al precipicio, que me invita al fondo donde apenas se ve un poco de luz, y algún rayo de sol.
Sé que en algún momento estaré en la cima de la montaña y veré todo a mi alrededor con una vista hermosa, entonces podré mirar donde estoy y a donde quiero llegar, podré dibujar con mis ojos el sendero que debo seguir hasta mi meta, y después tendré todos mis días para fabricar una vida, que es la vida que quiero.

(Mientras tanto permanezco en un rincón escondida, para que las circunstancias no me pillen).
-me asusto y está permitido-

Sé que si permanezco mas tiempo en la cima de aquella montaña, mirando tan belleza a mi alrededor, el viento soplará muy fuerte,si, pero lo miraré de otra manera, sentiré que solo juega conmigo...cambia la dirección de mis pasos, me enseña...llenará mi mochila de arena para que me quede, o aprenderé a abrir mis alas para volar a donde necesito llegar…

-mi testarudez es maravillosa-

No dejare que este viento me lleve a un lugar desconocido, de donde no sepa salir, lo tomaré a mi favor, para abrir las alas y que me lleve a donde quiero llegar, para que me de un empujón, cuando quiera cerrarlas o cuando quiera llenar mi mochila de miedos y que flaqueen mis fuerzas
-porque si algo pesa es el miedo-

A veces los vientos fuertes llegan para mostrarnos que el camino que llevamos es equivocado, o solo para prepararnos, para ir quitándonos el miedo a abrir las alas y volar, para mostrarnos que de tanto suelo, de tanto fondo perdemos nuestro norte.
Muchas veces estos vientos traen una enseñanza oculta, u otras veces solo nos golpean, para poner nuestro mundo de cabeza y darnos cuenta que no estamos firmes y que nuestros valores y que nuestra fe flojea y así afirmar lo que creemos, lo que somos para ver si nuestro propósito vale la pena y nuestros sueños a pesar de tantos altibajos persisten.

Por eso cuando un viento fuerte llega, el alma calla y todo enmudece.
Ahora me doy cuenta no hay muro, mi cerrojo ni candado, no hay lugar donde pueda esconderme, ni sitio seguro, por eso cuando el viento sopla fuerte es mejor confiar y dejarse llevar…

Lo escuchas? un viento fuerte se acerca….

(Sin renuncia)

©Hazel Castillo.




lunes, 16 de febrero de 2015

Que será peor, quemarme el alma por desearte? o
apretar los ojos para esperar a que te desvanezcas en mi mente?.
Calmar estas ganas de encontrarte en alguna esquina? o
tratar de encontrarte en algún garabato formado en una nube?.
Y es que te busco siempre entre los verbos de un poema,
en las páginas de algún libro o
en las rendijas de alguna puerta al pasar.

Te vuelves omnipresente
y aceleras mis latidos,
me mantienes viva,
y en las noches devoras mi oscuridad
mientras pienso que será de ti,
si escuchas mi voz llamándote
o si sientes mis suspiros que intentan llegar a ti
para acariciarte el alma.
Que sería de ti, si estuvieras frente a mi con toda esta euforia contenida?
quizá sería como esa llama que se consume por completo.
Y como será conocer el rincón mas oculto de tu corazón
y descubrir el interruptor de tu sonrisa.
Conocer tu palabra mas absurda
y digerir contigo tu trago mas amargo,
y a lo que me pidas decirte si mil veces sin temor alguno .

Presentirte entre todos y encontrarte en una esquina
y mantener la mirada para no perderte de vista,
y no poder arrancarte de mi sin perder el deseo de llegar a ti,
así sin tregua,
así,
con mi corazón embriagado con tus palabras
y deseando catapultarme a ti
dementemente sin pensar
ni medir consecuencias.
Leerte y buscar en cada linea señales que apunten hacia mi,
susurrando te quieros,
y recordando miradas,
preguntándome si debo hablar o callar.
Y desearte con solo mirarte,
pero poniendo a raya mi imaginación
y romperme por dentro al silenciar mi mente
para que no te sueñe.
Y desearte sin destinarme a ti,
sin esperar nada más que seguir esperando,
porque prefiero seguir buscándote en las esquinas
que perder esta sensación
que me produce en la sangre el quererte.

©Hazel Castillo.



sábado, 14 de febrero de 2015

Hay un carnaval eterno en mi corazón.
Danzamos al son de nuestro palpitar.
Hay fiesta en mi interior,
desde que tus ojos me miran,
y tu voz me inunda,
desde que respiro de tu esencia
y tus manos me acarician,
desde que planeo en tu mente
y no te sales de mis pensamientos, 
estallan las sonrisas,
y tus sueños y los míos
se toman firmes de la manos
haciendo una ronda de alegrías,
donde en medio estamos nosotros
como niños jugando entre ellos.
Celebramos la dicha de sabernos juntos,
cada día es un festejo,
no hace falta un motivo
si la razón siempre eres tú,
la bendición se agradece 
con el júbilo que se merece.
El amor baila sin miedos
desde que encontró un hogar
entre los dos.

G.Alejandro García.


— Inmortal // Cita para dos que son uno.






“…y es que el 14 de febrero es solo un día más, y lo que pretende conmemorar es más que un vil compendio de regalos y el sucio trueque donde se tazan los presentes para saber quién ama más y hacia donde se inclina la balanza, y es que también es un 2 de enero, un 7 de marzo y no solamente un día en el comercio a la venta en el calendario, es más que un canje por disculpas acumuladas a diario. 
Es un 8 de abril, o un 20 de mayo y un 9 de junio, es mucho más que ir de compras al bazar de los obsequios compensadores de errores, donde se asume el perdón sin mencionarlo, y es que en si el amor es una fiesta un 2 de julio, un 26 de agosto y 3 de septiembre, mucho más que un sentimiento anestesiado por la rutina y la costumbre, y es que el amor es una decisión que se toma cada amanecer, en todos sus sentidos y formas de ver, un 5 de octubre, o un 19 de noviembre, y se expresa en todo su esplendor y magnitud en un sacrificio a voluntad de dar sin recibir que siempre te devuelve vida, es algo que se vive a diario en cada pulso, en cada latido de tu corazón…”

G.Alejandro Garcia.

Mis Dedos Tienen Vida Propia.