miércoles, 17 de septiembre de 2014

... Yo que nunca supe 
lo que es recibir de manos de alguien 
una rosa, o un clavel 
vienes a mi tan caballero 
y me regalas tus letras
como quien regala 
un ramillete de rosas.
Y cada una de ellas 
con aroma a ti.
Y al leerlas, 
al tomarlas, 
siento como laten
en mis manos,
puedo sentir 
como cada una
toma vida.
Siento como entran en mi
envueltas en suspiros
y en cada punto 
y en cada coma
escucho tu alma
diciéndome aquello 
que siempre me haces sentir.
Y es que puedo sentirte 
aquí cerquita 
cuando en algún momento del día 
me brinca suavesito el corazón.
Entonces salgo al mundo
salgo a la vida 
y en todo estas tu, 
y escucho toda esta realidad 
hablándome de ti.
Y por esa razón 
desde aquí 
donde te escribo estas líneas 
puedo por fin mirar al futuro sin miedo, 
con certeza.
Y entonces yo 
que soy solo tinta y papel 
podría recitarte diez mil poemas
mientras te miro dormir
y versarte el alma cada mañana
como preludio de tu mejor melodía
-tu sonrisa.

Y en el pasado se queda lo que dolió. 

Hoy 
que tus dedos tienen vida propia
me regalas este ramillete de letras
y transformas 
un instante de tu alma
en el mejor regalo
que me da la vida.

Hazel Castillo.
(Tan infinito como los instantes de mi alma)


¿Qué tal si deliramos por un ratito? 
¿Qué tal si clavamos los ojos más allá de la infamia para adivinar otro mundo posible? .

El aire estará limpio de todo veneno que no provenga de los miedos humanos y de las humanas pasiones .
En las calles los automóviles serán aplastados por los perros .
La gente no será manejada por el automóvil, ni será programada por el ordenador, ni será comprada por el supermercado, ni será tampoco mirada por el televisor.

El televisor dejará de ser el miembro más importante de la familia y será tratado como la plancha o el lavarropas .
Se incorporará a los códigos penales el delito de estupidez que cometen quienes viven por tener o por ganar, en vez de vivir por vivir no más, como canta el pájaro sin saber que canta y como juega el niño sin saber que juega .

En ningún país irán presos los muchachos que se nieguen a cumplir el servicio militar sino los que quieran cumplirlo .
Nadie vivirá para trabajar pero todos trabajaremos para vivir .
Los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo, ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas .

Los cocineros no creerán que a las langostas les encanta que las hiervan vivas .
Los historiadores no creerán que a los países les encanta ser invadidos .
Los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas .
La solemnidad se dejará de creer que es una virtud, y nadie nadie tomará en serio a nadie que no sea capaz de tomarse el pelo .

La muerte y el dinero perderán sus mágicos poderes y ni por defunción ni por fortuna se convertirá el canalla en virtuoso caballero .
La comida no será una mercancía ni la comunicación un negocio, porque la comida y la comunicación son derechos humanos .
Nadie morirá de hambre porque nadie morirá de indigestión .
Los niños de la calle no serán tratados como si fueran basura porque no habrá niños de la calle .

Los niños ricos no serán tratados como si fueran dinero porque no habrá niños ricos .
La educación no será el privilegio de quienes puedan pagarla y la policía no será la maldición de quienes no puedan comprarla .
La justicia y la libertad, hermanas siamesas, condenadas a vivir separadas, volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda .

La Iglesia también dictará otro mandamiento que se le había olvidado a Dios, "amarás a la Naturaleza de la que formas parte ".
Serán reforestados los desiertos del mundo y los desiertos del alma .
Los desesperados serán esperados y los perdidos serán encontrados porque ellos se desesperaron de tanto esperar y ellos se perdieron por tanto buscar .

Seremos compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de belleza y voluntad de justicia, hayan nacido cuando hayan nacido y hayan vivido donde hayan vivido, sin que importe ni un poquito las fronteras del mapa ni del tiempo .
Seremos imperfectos porque la perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los dioses .
Pero en este mundo, en este mundo chambón y jodido seremos capaces de vivir cada día como si fuera el primero y cada noche como si fuera la última .

Eduardo Galeano .


martes, 16 de septiembre de 2014

No te enamoraste de un poeta, mucho menos de un escritor.
Te enamoraste de mí, para suerte mía, simple mortal, para muerte de otros, porque así ya estaba escrito y dentro de lo visto, no había nadie mejor.
Y ahí estas llena de sueños, de este ogro a tu servicio, con mi pelo largo y carácter disonante, tan común y corriente me hice inquilino de tu mente. Tú, dueña de los (in)versos que nadie conoce, como de lo que (d) escribo que nadie ha leído, mucho más que eso es lo que este tipo te ofrece, aún más allá y sin alcanzar lo que realmente mereces.
Con un pie en la tierra y una mano en el cielo, hago crecer firmes las raíces de este amor bajo suelo para que encuentres entre nubes lo que nutra el vuelo.
Amarte es mi arte ¡que trillado suena amarte! ¡Qué repetido suena arte!
¿Qué voy a escribirte yo que este a la altura de en la inmortalidad tatuarte?
Te enamoraste del menos pensado allí donde abundaban ilustres trovadores, te fijaste del mas desapercibido allí donde rogaban tu atención "comprometidos” juglares.
No te inventare cuentos, mi princesa  de realeza rasgada, de cicatrices, heridas, esfuerzo y manos cansadas, no a ti, reina de todo lo sublime que florece cuando pasas, sirvienta de la justicia y de lo que ignoran y no tienen conciencia las musas que viven en altares.
Serás el personaje principal de esta mi realidad, protagonista de mi presente y todo aquello por soñar. No te escribiré historias mientras la vida escribe la nuestra mejor que cualquiera, capítulos de 24 hrs que se inscriben en las hojas de nuestra memoria. Te haré soñar lo realizable, pondré en tus manos lo alcanzable ¿Para qué llenarte de ilusiones que te suspendan en el aire? de promesas vacías y relatos que terminen en decepción y fraude.
Tú sabes que te escribo cuando te hablo al oído, que te verso cuando tu mirada puesta en mis ojos y tus labios posados en los míos dejan mudo, cualquier momento en que tú y yo nos hacemos uno.
Cada día junto a ti queda tatuado en nuestro propio poemario, donde la vida es la inspiración y el amor el trovador y nosotros su excelsa obra. Aquí no hace falta lo rebuscado para que suene culto y sofisticado, si la belleza de lo simple toca más tu corazón enamorado. Heme aquí como la inadmisible imitación de pseudopoeta que no escribe en bellas prosas, pero con sus labios recita sobre tu piel lo que ningún otro escritor ni parecido podrá.
Yo te daré lo más valioso que tengo, más legible que este pedazo de texto.
Yo te daré mi vida y  para eso siempre serás mi argumento, siempre serás mi pretexto.

Ale.G.





lunes, 15 de septiembre de 2014

Vienes, apareces y te instalas 
en lo más débil de mi interior
tratando de atacar lo más fuerte
en mi corazón.
Como personaje antagónico en mi vida
me inquietas, y la ansiedad me consume
conviertes mi corazón 
en una máquina a presión 
y lo imposibilitas 
a funcionar correctamente.
Cuando me preguntan por ti
se me hace imposible siquiera mencionarte
no logro describirte, 
sin sentir que se me estremecen las entrañas
Te arrastras desde mi pasado
e intentas dañar mi presente
Acaso no hiciste suficiente daño ya?
Acaso el daño que haces allá afuera
no es suficiente para ti?
Te presentas de tantas de maneras
seduciendo las mentes de muchos
atando sus manos
amordazando sus bocas
endureciendo su corazón
lacerando sus almas.

Muchos te dan el poder
y ganas la batalla,
mientras otros luchamos contra ti
con todas nuestras fuerzas
llevando ante el Ser Supremo
tu nombre, lo que representas,
y en una lucha cuerpo a cuerpo
sales vencido
y El resulta siempre vencedor.

Hoy me dueles 
y me lastimas
pero no me matas
como lo hiciste 
aquella última vez
no tienes el poder
porque ya no soy la misma
porque no lucho sola
contra ti
porque lastimas mi mente
mas no mi corazón.

Porque simplemente 
No existes.

Hazel Castillo.


Mandela dijo:
"Aprendí que el coraje no era la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es quien no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo"



jueves, 11 de septiembre de 2014

Alguien un día me dijo que los amigos de verdad, 
son los que quedan a nuestro lado en tiempos de dificultad,
cuando todos se van.

Esos personajes necesarios que entran a nuestra vida de puntitas, 
pero llegan a nuestra alma con tal fuerza, 
que sentimos el aliento que nos dejan a su paso.
Esas almas anónimas que respetan en silencio nuestro silencio 
o se sientan a nuestro lado...solo a escuchar. 
Pero siempre están ahí.
Cuando la pena llega a nuestra vida vestida de luto 
o disfrazada de despedida, 
o cuando quizá nuestro corazón se viste de distancia, 
ellos permanecen a nuestro lado.
Cuando es un amigo de verdad, demuestra su valía, 
no nos juzga, nos ayuda, nos enseña, 
abraza nuestro dolor, 
y seca nuestras lágrimas.
Yo quiero!
Yo quiero estar ahí cuando un corazón herido lo necesita
cuando un hombre, una mujer o tal vez un niño 
extienda su mano
que pueda tocar la mía, 
que a través de mi 
pueda sentir la bendición 
que yo he sentido al tener manos extendidas 
cuando lo he necesitado.
Pero sobre todo que sientan y vean a través de mi
lo que Dios hace en mi.

Y a ti te doy gracias, 
porque hoy que necesito una mano
tengo la tuya 
porque siempre has estado a mi lado
acompañándome en momentos difíciles
cuando nadie ha estado, 
tus manos extendidas
han estado siempre para mi.
Estuviste al lado mi cama
cuando todo estaba oscuro
y los recuerdos me abandonaron.
Gracias 
porque cada día me demuestras 
que no debo perder la fe en aquello
que siempre he defendido,
— En la sinceridad, en la lealtad
en la seguridad de un abrazo, 
en el valor de una sonrisa.

Decía Machado: “Que es difícil estar a la altura de las circunstancias… pero mucho más difícil es aceptar que uno, sencillamente, no siempre consigue estarlo”
Pero tu siempre has estado conmigo en toda circunstancia, 
solo siendo Tú

Hazel Castillo.


miércoles, 10 de septiembre de 2014

Me lance desde una nube un buen día para poder estar cerca de ti, caí sobre tu hombro y me quede ahí, escondido mientras observaba que dejas huellas enormes en tu caminar donde otros caen en un abismo cuando tratan de seguirte.
Mi amada giganta, tu majestuosidad no cabe en mis pupilas y tu grandeza se nota a leguas.Tu presencia es solo una vasta parte de lo que se esconde en ti. Y como una aurora boreal son el brillo de tus ojos, el sol se esconde tras de ti porque sabe que su resplandor se manifiesta mejor a través de tu sonrisa, mi bella giganta, desde los 4 puntos cardinales se evidencia la luz que alguna vez quisieron apagar, pero tu llama por tenue, jamás se extingue. Las dimensiones de tu corazón no soportan forma de medida alguna, la altura de tu nobleza le hace sombra a cualquier egoísmo que ose enfrentarte y la profundidad de tu amor deshace cualquier argumento que atente  contra la vida y dignidad de cualquiera.
Tu coraje no se somete a  límite alguno, ni tu fortaleza reconoce márgenes a los cuales obedecer, no hay dolor que te disminuya, ni sufrimiento que te minimice y es que todo, todo te hace crecer un poco más.
Tu que miras desde arriba y no te es ajena la desdicha humana, hay más lágrimas en ti que en los que se jactan de su propia bondad. Yo estiro mis manos para acariciar tus mejillas y secar con mis dedos tu impotencia, brinco para arrimarme a ti y uso de zancos lo que siento, te abro mis brazos aunque sé que no podrán contener la inmensidad de lo que eres. Sé que estás ahí bordeando lo celestial sin necesidad de alas prestadas, mientras siembras en lo terrenal las semillas que germinan tu esencia. Llévame contigo en el bolsillo izquierdo que se amolda a tu pecho mi hermosa giganta, y lanzare a tierra a los duendes que te arañan queriendo treparte, haré guardia en tus oídos para detener toda palabra venenosa que quiera hacerte caer y doblegarte, viajare hacia tu interior y remendare con mi vida las heridas que traes a cuestas, cortare uno a uno los lienzos de quienes han querido sujetarte y someterte a su voluntad y con mi alma coceré los surcos donde el ayer  erosiono la tuya, con tal de que me dejes dormir en el hueco que se forma entre tus labios.

Ale.G




Y entonces la tristeza me invadió, 
el miedo me invadió,
me invadieron las lágrimas
y me sentí perdida…
Entonces el dolor se apodero de mi
y en medio de todo 
aun sabiendo 
que siempre estás conmigo...
te buscaba…
(...)
Cometí el error de llenarme
de preguntas 
sabiendo que la respuesta
era solo una
—Confiar.
Me invadió la tristeza
esa que duele,
que te estremece
que la sientes 
desde las entrañas,
esa tristeza
en la que sólo
quería dejarme caer
donde el brillo
del sol dolía
y el frío de la noche 
me quemaba
No quería, 
no podía ver nada más
y entre la espada y la pared
me encontré,
sin descanso
y entre insomnios,  
mientras el miedo me consumía
las lágrimas 
mojaron mi alma
y empañaron mi mirada
y no podía ver
que lo único 
que tenía que hacer
era 
—Confiar.
Y entre tanta incertidumbre
mientras mi corazón gritaba
el dolor que ya no soportaba
Hablaste mas fuerte 
que mi dolor
me tomaste en tus brazos 
y secaste mi alma
secaste mis lágrimas
y me dijiste al oído
—Confía que Yo estoy
contigo.
(...)
Y junto a Él,
tú a mi lado, 
gigante chiquito
tomando mi mano
como antes 
como siempre
como hoy
abrazaste mi corazón
dolido
y los tuyos contigo,
conmigo
y los míos contigo
no se que suceda mañana
pero
hoy solo
Confiamos!.

Hazel Castillo.

(Porque en mi debilidad, me fortaleces y me sostienes.)