Unordered List

lunes, 21 de julio de 2014

Comprender a veces lo que pasa en nuestra vida no es fácil, y aceptarlo es aun mas difícil.
A veces me pregunto de donde saca uno la fortaleza para seguir caminando, para poder seguir de pie en una vida que te da lecciones lo suficientemente fuertes para tirarte al piso y dejarte paralizada.
Como ver una madre en una cama de hospital agonizando y su hija al pie de ella solo diciendo: “Dios no entiendo lo que pasa pero lo acepto por que viene de ti”
Mis palabras quizá hoy no tengan mucho sentido, tal vez solo para mi que lo estoy mirando y viviendo de cerca, pero al final de la noche me pregunto como se acepta eso con una sonrisa si esos golpes te pegan en un verdadero punto neuralgico.
Esta tarde por muchos motivos llegaron a mi mente palabras como: Amor, fortaleza, aceptación, tristeza, alegría...y con ellas una de las verdades más grandes de las cuales me he aferrado últimamente: 
“En mi debilidad me fortaleces, tu espíritu y verdad me sostienen” ( parte de una letra de una canción, basada en 2 de Corintios 2.19)
Luego miro todo a mi alrededor y veo tanta gente superando cosas difíciles y sin queja alguna, me veo a mi misma también superando momentos,situaciones que pensé en su momento no poder, pienso en gente que amo como tambien se levantó y salió adelante, me doy cuenta ahora como Dios por alguna razón pone estas personas frente a mi y que sonríen al hablar y contar sus experiencias, me doy cuenta también de cuanta fortaleza me ha sido dada, como personas que ante los otros se miran chiquitas, ante Dios son tan grandes que solo su mirada nos dan lecciones de superación de fé, personas de esas “chiquitas” que solos han sabido salir a delante, y con cara en alto se levantan y continúan, como mujeres y hombres de valor.
Me pregunto como esa chica luego de visitar a su madre sale a vivir su día a día y regresar al final de la tarde donde su madre enferma, a solo esperar el momento en que de su último aliento, y ella seguir confiando y seguir viviendo, con la ausencia en vida, pero con el corazón firme y fuerte.
Entonces alzo mi mirada al cielo y dejo de preguntarme de donde saca uno la fortaleza para seguir caminando, y mas bien doy gracias a Dios por lo que me da, por lo que me ensaña día a día porque en cada cosa me dice:
No temas Yo estoy contigo…”

Hazel Castillo.
(Aprendiendo)



domingo, 20 de julio de 2014

Y ese día pensé que era un día cualquiera, te pregunte si podía compartir lo que en ese momento tu alma dictaba, y al recibir tu respuesta sabía que ya no habrían mas días cualquiera, que los que predecían del fin del mundo habían fallado porque eras tu entrando con tu paz y tu calma a mi vida, derribando fortalezas, conquistando fronteras y distancias, venciendo miedos, instalando bandera.
Y entraste en mi casa, en mi vida, en mi mundo y yo sin saberlo sin poder entenderlo ya te esperaba con los brazos abiertos y el corazón desnudo listo para instalarte en él.
Y esa noche mi poesía sería tu mirada que me decía lo que tu boca no se atrevía, esa boca, esos labios,esa sonrisa que me mira como si quisiera tatuarme en la piel los Cien Sonetos de Amor de Neruda.
Y es que yo soy tempestad y tu eres mi calma, y tu eres libre y yo lo soy, pero quiero ser libre atada a ti, por que me haces sentir que toco el mundo con la punta de mis dedos, que no existe mas mundo que el nuestro.
Entonces llegas a mi vida y te das cuenta que no tengo mas piel que una armadura que me cubre entera, me abrazas y me dices que no le temes a los escudos y mi armadura termina donde terminaron mis miedos, el cesto de la basura, y desde esa noche tu piel se convirtió en mi escudo.
Y esa mañana con el brillo del sol en mis poros ya te echaba de menos…
Hoy salgo a la calle  y en cada lugar estas tu y yo en cada esquina queriendo estar contigo.

Hazel Castillo.
( Tan infinito como los instantes de mi Alma. )



sábado, 19 de julio de 2014

Como expresarte tanto ahora que no estás y cuanto te extraño. 
Como traerte a mi ahora que no estás y que tanto te necesito.
Recuerdas cuando te decía: “Que el tiempo me arrebataba todo antes de empezar a sentir”?
Hoy lo intento,intento vivirte como aquellos días, donde eramos tu y yo, trato de no llorarte en mis pensamientos,mientras voy sintiendo estas letras (que difícil se me hace) pero tu me enseñaste que solo se llora al que no esta presente y tu estas aquí conmigo siempre, en mis ganas de vivir, y mi fuerza,en mi sonrisa, en mi mirada.
Te miro en tu mejor amigo, el señor sin sonrisa de la tienda que me dice siempre que mi dulzura es consecuencia de todos los dulces que me regalabas a escondidas.
Te miro y te siento en el corazón y en la voz de esa señora ya cansada que me mira y me dice todos los días: “Te pareces tanto a él”
Te sueño y estas aquí, y puedo escucharte cuando me dices: “Camina despacio por la vida no corras,lucha por lo que quieres y ama intensamente lo que haces, no devuelvas mal con mal,y sonríe porque no sabes a quien estas sanando con tu sonrisa”; entonces despierto y trato de tomar tu mano con fuerza pero tu recuerdo se me escurre entre los dedos ,solo me queda el dolor que tu partida me dejo y espero que algún día puedas escuchar una vez mas cuanto te amo.
Miro atrás y te veo ahí siempre tan fuerte,tan decidido, llenando de alegría y de paz todo lugar a tu paso,siempre manteniendo la calma a pesar de las dificultades, nunca te vi derramar una lágrima y el día aquel que estuve frente a ti convirtiéndome en mujer una se coló en tu mejilla, y me dijiste: “Hija, con la cabeza en alto siempre camina por la vida”
Hoy mis lágrimas gritan al cielo un “Regresa,quédate, no me dejes sola", como te lo pedí aquella vez que partiste y tomando tu mano fría, sabía te ibas, deseando que no fuera verdad.
Hoy vuelvo a recordar tu mirada al verme y la felicidad que sentíamos cuando estábamos juntos siendo cómplices de melodías y una que otra travesura en la cocina.

Hoy tu fuerza me recuerda la fuerza que debemos tener todos,me recuerda que tu me preparaste desde niña para la vida, para enfrentar mis miedos...
Pero abuelito nunca me preparaste para tu partida.

Hazel Castillo.





viernes, 18 de julio de 2014

He tenido noches de insomnio donde la soledad lastima, duele y mata, noches y días llenos de preguntas y sin respuesta.
Días donde sonreír duele, y ser optimista pesa y cansa.
Noches donde lucho por ver una esperanza y que despertaré y que todo será diferente.
En cada una de esas noches de desvelo me pongo a pensar cosas diferentes acerca de lo que quiero para mi vida, con lo que sueño.Y cada día lucho por aquello que quiero por que soy necia, porque soy terca con mi metas y con mis objetivos.
Hoy pondré bandera blanca, dejando atrás mi lucha, seré feliz por convicción, porque quiero ser yo, porque tengo que ser feliz sin obligar a nadie y sin presionarme a mi misma.
Encontraré una vez más mi capacidad y mi coraje de ver hacia delante y seré más fuerte y mejor.
Porque estoy dispuesta ha hacer lo que mi corazón decida, y definitivamente no dejaré que nada ni nadie me sobrepase.
No más desvelos pensando en lo que no tengo,no más miedo a la noche, seré feliz y me enfrentaré a la vida con lo que tengo.
No renunciaré a las sonrisas que me regalan cada día, ni a las mirada dulces que me lo dicen todo, tampoco a los abrazos, lucharé por creer en esa esperanza ,en ese despertar.
Y hoy sembraré un árbol de ilusiones, y sueños, amaneceré sabiendo y confiando que Dios sabe lo que quiero y necesito.No más desvelos ni miedos porque hoy decidí ser feliz.

Hazel Castillo.
(Sin memoria)






martes, 15 de julio de 2014

Hacerte el amor, es mas allá que tener tu cuerpo y hacerte estremecer...
Hacerte el amor es noche a noche contemplarte mientras duermes y sentir en ti esa paz que solo el amor nos puede dar,es extender mis brazos y sentir tu calor sin distancias ni fronteras que nos separen, abrigarte en un abrazo hecho de esperanzas cuando tu alma sienta frío.
Hacerte el amor es aceptarte como eres sin pretender cambiarte, es compartir mi vida contigo y saber que complementas mi felicidad.
Hacerte el amor es perderme en tu mirada, es poder escucharte con el alma cada vez que me dices te amo, es encontrarnos,calmarte con mi remolino y que muevas mi ser completo con tu calma.
Es que seques mis lágrimas con tu sonrisa, es que me ayudes a verme a través de tu mirada.
Hacerte el amor va más allá, de poseernos, más allá que unir tu piel con la mía…
Es tomar tu mano y caminar, no importa donde no importa cuando...
Es más que contar los días sin ti en el calendario, es vivir junto a ti cada día.
Hacerte el amor es soñarte, es vivirte, es acompañar tu soledad, es compartir tu silencio con el mío sin que nos duela.
Hacerte el amor es más que cuerpo, piel y caricias...
Hacerte el amor es llenarte el alma.

Hazel Castillo.





lunes, 14 de julio de 2014

"...Cerrar ciclos. No por orgullo, ni por incapacidad, ni por soberbia, sino porque, sencillamente, aquello ya no encaja en tu vida. Cierra la puerta, cambia el disco, limpia la casa, sacude el polvo.
Deja de ser quien eras, y transformarte en el que eres...
                                                                                            Paulo Coelho.

Inicio un tramo para cerrar un circulo,uno mas de mis instantes una vez mas compruebo que no existen las casualidades, que todo tiene su espacio y su momento y que hay momentos que pasan que ya no tienen sentido,emociones que ya no vale la pena cargar.
Cerrar etapas, es saber decir adiós es parte de nosotros y solo ocurre cuando estamos dispuestos y listos para continuar y darnos una oportunidad para mirarnos desde otra perspectiva.
Cerrar capítulos es tener el valor para soltar, para conocer miradas nuevas, más auténticas y menos dolorosas y que no interfieran con nuestra paz interior.
Es poder poner en una balanza lo que hago, y a donde quiero llegar y si vale la pena las emociones, las tristezas, los enojos y los juicios de parte de los demás.
Lo desconocido asusta, porque siempre es mas fácil mantenerse en la seguridad de la rutina, de lo conocido, que enfrentarnos a lo incierto de lo nuevo, sin embrago los cambios son parte de aprender es parte de vivir y también es sinónimo de madurez, porque son oportunidades para recibir cosas mejores, y solo no se trata de desprendernos de todo…
Se trata de separarnos sin dolor.

Hazel Castillo.



viernes, 11 de julio de 2014

 Porque tomas mi mano y de lejos me acompañas en este viaje solitario .
Porque tomas mis miedos y caminas junto a mi dándome valor .
Porque cuando caigo y lloro como un niño tomas mis lágrimas y me invitas a reír .
Por eso y mucho mas te quiero .
Por todo lo que fue, por lo que se quedó en el camino, porque cuando miro hacia adelante y el dolor y la tristeza me ciegan tomas mi mano y me invitas a soñar, me muestras que hay una senda de alegrías y disgustos pero estas dispuesto a caminarla junto a mi .
Porque eres mi amigo y compañero por eso y mas te quiero .
Porque estas ahí, donde mis mis manos aun no te tocan , porque caminamos juntos sin estarlo, porque a pesar de la distancia cuando el dolor me consume aprietas mi mano y siento tu calor . 
Porque ignoro si tu piel se eriza cuando me acerco, porque aun sin saber si algún día no merecí tu sonrisa decidiste sentir, vivir y sonreir junto a mi… por eso y mucho mas te quiero .
Porque cuando intento mirar atrás y todo esta oscuro y mis lágrimas se cuelan por mis mejillas, tomas mi mano y tu ser ser entero ilumina mi camino y me guías, sin hablar sin decir nada me acompañas y vuelas junto a mi.
Porque no me dejas sola, porque estas conmigo, porque me traspasas tu calor, por eso y mucho mas te quiero .
Porque enciendes mis venas con tu sangre,porque en el silencio más sublime grito tu nombre, porque me dejas sin aliento, porque te metiste en mi equipaje , porque vives en mis letras .
Porque estas allá y yo aquí .
Porque me acompañas y no me dejas sola .
 …. por eso y mucho mas te quiero .

( Tan infinito como los instantes de mi alma.)
Hazel Castillo.